Raquel Bollo

Raquel Bollo pillada: Compra ropa barata en un bazar para luego venderla en su web

Otra usuaria del establecimiento ha visto como la colaboradora compra prendas a precio de saldo para luego venderlas por mucho más importe

Todos aquellos personajes que se dedican a hacer negocios a través de sus redes sociales, tienen que ir con mucho cuidado porque  'Sálvame' se ha especializado en destapar las hazañas de estos famosos y que intentan incrementar sus arcas a través de la venda online. Colaboradoras del mismo formato como Belén Esteban o Marta López  han salido escaldadas con este asunto, después de que hayan quedado al descubierto algunas trampas como productos milagrosos que no funcionan o pseudo marcas que venden productos y que se pueden encontrar exactamente iguales por un importe mucho menor y con las mismas prestaciones.

De hecho, el colaborador Miguel Frigenti  ha sido el responsable de destapar a algunas compañeras. La primera fue Anabel Pantoja y que por poco, pierde parte de sus ingresos digitales después de que se demostrara que su marca de joyas estaba vendiendo piezas por un importe mucho mayor al real y que además, en muchas ocasiones resultaban ser defectuosas. Pero esto no ha sido todo, las propias compradoras se han puesto en contacto con el programa para denunciar que las joyas eran de mala calidad y que cuando han intentado quejarse nadie les ha ofrecido ninguna solución.

Hoy hemos vivido un nuevo episodio vinculado a estos negocios digitales. La protagonista no es otra que Raquel Bollo, ex colaboradora del programa y que dejó el formato de Telecinco para apostarlo todo a un seguido de negocios vinculados con las joyas, la ropa y los complementos. Lo cierto es que en un primer momento a Raquel le iba muy bien e incluso, sus compañeras seguían vistiendo con ropa de su marca para ayudarla a promocionarla y que así la tertuliana siguiese viviendo de sus negocios.

El verdadero problema ha venido esta tarde cuando 'Sálvame' ha dado voz a un testimonio que asegura haber visto a Raquel Bollo y a su hijo Manuel comprando piezas de ropa en un bazar, en el que se pueden comprar prendas por un coste muy bajo. Siguiendo este testimonio, asegura que estaban comprando muchas cantidades de ropa e incluso, varios ejemplares en distintas tallas. Un detalle que ha hecho creer al programa que estaba recargando su almacén para seguir vendiendo a través de sus redes y de su página web.

Para hacernos una idea, cada una de estas piezas de ropa se pueden comprar en el bazar por siete u ocho euros, una cantidad que nada se parece a los importes con los que trabaja Raquel y que se sitúan todos entre los treinta y los cuarenta euros, gatos de envío aparte. De este modo, la colaboradora podría estar vendiendo ropa por un precio que supera por dos el importe real.

No es el único escándalo vigente de Raquel

A pesar de que la colaboradora ya no trabaja de manera regular en televisión, su nombre sigue estando de actualidad y se cuela prácticamente a diario en los contenidos de 'Sálvame'. El tema de la ropa comprada en un bazar no sería el único escándalo que rodearía a la tertuliana. También hay iniciado otro asunto, este vinculado con unas botas que llevaba Raquel en una foto de Instagram y que muchos insisten en afirmar que podrían ser falsas.

Sin embargo, algunos entendidos confirman que son verdaderas aunque forman partes de colecciones de otras temporadas y que por lo tanto, no estarían compradas en la actualidad. Pero esto no es lo único, aún hay más. Ahora, el reloj que lució la colaboradora en su entrevista para el 'Deluxe' está en duda. Un testimonio afirmó que se trata de un Rolex sustraído a una particular y que luego fue vendido a Raquel Bollo, sin que esta supiese su procedencia.

Por el momento, la colaboradora no ha respondido a ninguna de estas polémicas y parece que no lo hará hasta que vuelva a necesitar del medio para seguir tirando hacía adelante.