Raquel Bollo

Raquel Bollo se muda a una urbanización de lujo en Sevilla debiendo veintiún mil euros

La colaboradora debería una cantidad de dinero muy grande al propietario de la casa en la que vivía hasta ahora

Raquel Bollo  ha sido durante muchos años una de las colaboradoras más queridas del universo 'Sálvame'. Tanto es así, que incluso sus compañeros la han estado defendiendo durante mucho tiempo cuando esta ya no trabajaba en el programa de Telecinco. Ahora las tornas han cambiado y el programa de las tardes carga continuamente contra ella, sacando a relucir sus trapos sucios y dificultándole mucho la existencia en su vida fuera de la pequeña.

Desconocemos el motivo de este cambio de actitud del programa hacía su ex colaboradora, quizás todo se explicaría si la productora pretende que Raquel vuelva al programa, primero respondiendo a las polémicas y luego recuperando su postura como tertuliana. Esta opción no deberíamos de descartarla, si tenemos en cuenta que hace solo unos días se sentó en un 'Deluxe' y ya se puso sobre la mesa la idea de que regresase a trabajar en el universo 'Sálvame'.

Lo último que se había contado era que la colaboradora estaría comprando prendas de ropa de baja calidad en bazares para luego revenderlas a través de su página web como piezas de alta calidad, duplicando así las ganancias que tendría si lo vendiese al verdadero precio del producto. Esto no ha sido lo único que le han sacado a Raquel relacionado con sus negocios fuera de la televisión.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

El programa dejó caer que Raquel no sería la diseñadora de sus joyas y de las piezas de ropa que vende, tal y como ella da a entender en sus redes sociales, compartiendo fotografías en las que se la puede ver en actitud creativa, algo que formaría parte del imaginario de la colaboradora televisiva.

Ahora hemos conocido nuevos datos y que dejan de nuevo a la Bollo a la altura del betún. Su antiguo programa ha contado hoy mismo que debe más de veintiún mil euros al exjugador del Betis, Luis Eduardo Schmidt, propietario de la casa en la que vivía hasta hace muy poco la colaboradora. Según parece, el futbolista recibió la casa totalmente destrozada, pero descartó pedir una indemnización a Raquel y se conformaba solamente con recibir los pagos del alquiler que tenía atrasados la ex empleada de Telecinco.

Sin embargo y lejos de aprender del error y subsanar los pagos pendientes, Raquel Bollo se habría enrolado en un nuevo alquiler y que de nuevo, quedaría muy lejos de ser austero. El reportero de 'Sálvame' José Antonio León se ha desplazado hasta la nueva urbanización de la tertuliana y la verdad, es que su emplazamiento cuenta con todos los lujos que te puedas imaginar.

Un alquiler de más de tres mil euros

El nuevo alquiler de Raquel Bollo estaría por encima de loas tres mil euros, aunque ella habría logrado regatearlo hasta los dos mil euros mensuales. Su nueva urbanización se encuentra en Sevilla y es una de las más exclusivas de España. Pues comparte calles con jueces, futbolistas y personajes de la alta esfera.

El complejo contaría con una hípica propia, un lujoso club de golf, servicios de peluquería, cuidados de belleza y jardineros y personal de mantenimiento que trabajan a diario para dar el mejor servicio a los vecinos de esta urbanización. Por supuesto, para poder entrar en ese complejo tienes que pasar por un control de seguridad y que evita que accedan curiosos y fotógrafos que intenten vulnerar la privacidad de los vecinos.

Este no es el único escándalo que tiene abierto Raquel Bollo. La colaboradora lució un Rolex en su última entrevista sin saber que este le acarrearía muchos problemas, pues el programa dio voz a un testimonio y que aseguró que el reloj podría haberle sido sustraído y que ahora la colaboradora lo luciría sin saber que anteriormente había sido robado.

Hoy hemos conocido que Raquel está estudiando medidas para tomar en contra del programa y de todos aquellos que sigan hablando de ella.