Jorge Javier Vázquez con el pelo azul en el plató de La Casa Fuerte con los concursantes de fondo

El rapapolvo de Jorge Javier Vázquez a Carlota Corredera: «Menuda p*tada me has hecho»

El presentador se ha molestado mucho con su compañero por lo que acaba de hacer en directo

Jorge Javier Vázquez  es uno de los presentadores estrella de Telecinco y esto hace que la cadena le encargue constantemente proyectos y programas para presentar, haciéndolo trabajar prácticamente todos los días de la semana, cosechando grandes datos de audiencia. Es por esto, que cuando el catalán logra reunir algunos días de descanso, es muy celoso de su tiempo e intenta desconectar de todo y de todos para poder descansar alejado del foco mediático que le da de comer. Esto por norma general se le respeta, pero hoy ha ocurrido algo y que ha dejado a todo el mundo helado.

Hoy Carlota Corredera ha presentado la versión diaria de  'Sálvame' y en un momento dado de la tarde, el programa ha empezado a hablar de unos mensajes en redes sociales de Sylvia Pantoja y en los que deja fatal a Telecinco y a algunos de sus rostros. Unos mensajes que no se corresponden con su participación en 'Supervivientes', trabajando en la cadena que tanto detestaba y que además, está presentado por uno de los rostros de la cadena que más ha criticado.

Sylvia usó sus redes sociales para criticar a Jorge Javier Vázquez, dejándolo de soberbio y soltando grandes lindezas que no sabemos si ahora volvería a pronunciar. Ante esto, Corredera ha querido saber la opinión de Jorge Javier Vázquez sobre lo que había dicho Sylvia Pantoja sobre él y en ese momento la presentadora ha propuesto llamarlo a su número de teléfono para recoger sus reacciones. Esta idea ha hecho saltar las alarmas de algunos colaboradores como Anabel Pantoja o Chelo García Cortés y que han afirmado que al presentador no le gusta que le molesten cuando no está trabajando.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

A pesar de esto, Carlota ha desoído a sus compañeras y ha decidido proseguir con la llamada a través de su teléfono móvil. El presentador ha respondido la llamada con un tono lento y como si estuviese levantándose de la siesta o de hacerse un masaje relajante. En un primer momento, Jorge Javier no sabía que estaba en directo y cuando lo ha sabido le ha dicho a Carlota que no era un buen momento para hablar y que lo llamase en dos minutos.

Seguidamente, Carlota le ha dicho que solamente era para que opinase sobre lo que ha dicho Sylvia Pantoja. El presentador ha respondido que no tenía nada que decir y que además, se encontraba desconectando y que esta llamada le parecía totalmente fuera de tono. La presentadora le ha dicho que no se acordaba y Jorge le ha respondido que sí que lo sabía y que se lo había dicho que iba a estar unos días fuera de cobertura.

Carlota le pide perdón

La presentadora se ha quedado con el rostro totalmente desencajado y no sabía como tomarse la reacciones de su amigo y compañero. Tanto es así que el catalán ha dicho que todo esto le parecía «una putada» y que no le parecía bien. Para intentar solventarlo, Carlota le ha dicho que quería pedirle disculpas por las molestias y la respuesta de Jorge ha sido muy claro. Ha asegurado que se lo tiene que pensar y seguidamente ha colgado la conversación.

Resulta muy curiosa la reacción de Jorge Javier Vázquez cuando el programa que él mismo presenta muchas tardes se nutre de llamadas que realizan a personajes sin avisarles y lo tienen colgados al teléfono durante horas y horas a cambio de que les ayuden a mantener la audiencia. El catalán tiene la piel muy fina y debería de aprender a reaccionar mejor, pues si no no se entiende que esté presentando un programa en el que justamente se hace lo contrario a lo que él predica en los cortes que les hace a sus compañeros cuando le llaman y él se encuentra descansando.

No nos equivocamos si decimos que Carlota Corredera se ha llevado un disusto innecesario y ni mucho menos cuando se trata de un compañero con el que lleva trabajando ya muchos años.