Lydia Lozano en el photocall de una obra de teatro

Las pruebas que no se han emitido y que demuestran que Lydia Lozano es una traidora

La colaboradora habría utilizado a uno de sus compañeros para escalar posiciones dentro del programa

Lydia Lozano  regresaba hace muy pocos días a su puesto de trabajo en  'Sálvame', después de haber estado de baja por una intervención urgente y que tuvieron que realizarle en sus cervicales. Según parece, la periodista habría sufrido un aplastamiento de algunas de sus vértebras y esto le provocó un dolor muy grande y que le impedía incluso poder moverse. Ante esto, sus compañeros afirmaron que tenían muchas ganas de verla, pero ahora, quizás han cambiado de opinión después de lo que ha ocurrido.

Ayer por la tarde saltaba la liebre y  Kiko Matamoros  destapaba una presunta traición por parte de la canaria hacía su persona. Según parece, Lydia habría ido contando a todo el mundo el problema que ha tenido ocupado al colaborador durante todo el fin de semana. Este asunto no ha sido otro que el curso de una denuncia que puso Makoke a su exmarido por amenazas y que ha llevado al tertuliano a estar en comisaria, a pesar de que finalmente no acabó durmiendo allí por qué decidieron que no era necesario su ingreso.

Durante estas horas de angustia, parece que Lydia habría ido contando el ingreso de su compañero, una acusación de traición y que la propia Lydia ha intentado justificar diciendo que su única intención era saber como se encontraba él. Un argumento que pierde mucha fuerza, pues si eso era realmente lo que quería, bastaba con levantar el teléfono e intentar preguntárselo al propio Kiko.

Hasta ahora, eran dos versiones que se sobreponían, pero ahora, puede haber una versión que podría ganar mucha fuerza y la verdad es que dejan muy mal a Lydia Lozano, destapándose como la nueva traidora de las filas de 'Sálvame'. El programa de Telecinco tiene en su poder unas demoledoras pruebas y que tiran por los suelos la versión de Lozano.

Se trata de una cámara oculta que grabaron ayer a Kiko Matamoros durante una pausa publicitaria. Este le contaba a una tercera persona como se había fraguado la traición de su compañera. Según parece, en esta grabación queda más que evidente que Lydia Lozano se acercó al puesto dónde se sitúa la directora del 'Deluxe' y a esta le empezó a relatar dónde se encontraba el polémico tertuliano.

Matamoros le decía a su interlocutor que Lydia se acercó a Patricia González, directora del 'Deluxe' y en aquel momento le confesó que sabía que Matamoros estaba en el calabozo y que tenía en su poder toda la documentación que demostraba el estado legal de su compañero. Por lo visto, estos datos no fueron escuchados por la responsable del programa y entendemos que por respeto, no se utilizaron durante la emisión para revelar la condición del colaborador.

Lydia Lozano y Kiko Matamoros hablaron en publicidad

'Sálvame' también ha emitido hoy la conversación que mantuvieron ayer mismo Lydia Lozano y Kiko Matamoros, aprovechando un corte de publicidad. La primera y con un tono de voz muy bajo, intentaba convencer a su compañero de que no existía una mala intención en sus palabras, suplicándole una y otra vez que la perdonara y que no le tuviese en cuenta lo que había ocurrido. Ante esto, Matamoros le respondía diciéndole que no pasaba nada y que no se lo tenía en cuenta.

Una respuesta que no se corresponde con lo que luego hizo Matamoros. A los pocos segundos se acercó a Antonio David Flores y empezó a hablar mal de su compañera, volviendo a ponerla en el disparadero olvidándose por completo de que ya habían hecho las paces.

Hoy Paz Padilla  ha afirmado que mañana volverán a tratar el tema, coincidiendo con la presencia de Matamoros en el plató. Será entonces cuando tengan que aparecer las conclusiones y aclararse lo que realmente ocurrió este pasado fin de semana y que vuelve a poner de nuevo, las relaciones del programa en un serio compromiso. Ya nadie se puede fiar del otro y los secretos en el plató de Telecinco se cobran muy caros.