Belén Esteban en un plató de Telecinco visiblemente alterada

Polémica con Belén Esteban: Cuestiona en directo a una experta en violencia de género

Rebatió algunos de sus argumentos protagonizando ciertos momentos de tensión en el programa

Como sabemos, el documental estrenado la semana pasada sobre la vida de Rocío Carrasco, 'Contar la verdad para seguir viva', ha dado mucho que hablar durante todos estos días, y este mismo domingo por la noche se estrenan las partes 2 y 3, así que no parece que se vaya a dejar de hablar de ello.

El duro testimonio de la hija de Rocío Jurado ha conmovido a muchos y hecho que sean muchas las caras visibles de Telecinco que se han pronunciado sobre el tema. El programa estrella de la cadena 'Sálvame', no se ha quedado atrás en este aspecto, y se han protagonizado en su plató varios debates sobre el tema a lo largo de la semana.

Tanto es así que el debate llegó al 'Sábado deluxe' de este 27 de marzo por la noche, y no de cualquier forma, pues desde el programa se llevó a plató a una persona experta en violencia de género para hablar con fundamento sobre el tema.

Así pues, Consuelo García del Cid, especialista en la materia y presidenta de la Asociación Desterradas Hijas de Eva, acudió como una tertuliana más al programa para debatir sobre todo lo que ha estado sucediendo con Rocío Carrasco.

Durante el programa, pues, se habló del supuesto maltrato al que Rociito había sido sometida por parte de Antonio David, siempre con los argumentos más expertos de la especialista invitada. Si bien es cierto que sobre el caso en concreto no podía opinar demasiado, pues únicamente se tiene el testimonio de Rocío, sí que hablo de la situación general de las mujeres en España en casos similares.

Las primeras réplicas a algunas palabras de la mujer llegaron por parte de Antonio Montero, cuando cuestionó un argumento de la especialista asegurando que en muchas ocasiones las mujeres no son creídas al denunciar algunos supuestos maltratos. «Las mujeres no somos creídas en los juzgados cuando se denuncia, se nos pone en duda el testimonio», aseguró Consuelo.

Antes estas palabras, el colaborador saltó: «Hay un teléfono que, si llamas y dices 'soy una mujer y me acaba de agredir un hombre' ese hombre, ese día va al calabozo y si es viernes hasta el lunes está». Se pudo ver en ese instante que algunos de los colaboradores no iban a esconder sus opiniones, aunque fueran contrarias a las de una experta.

Más tarde fue cuando Belén Esteban se encaró con García del Cid. «Me creo a Rocío Carrasco. A ella se le había juzgado, aquí también se está juzgando a Antonio David toda la semana y llamándole maltratador», comenzó diciendo la colaboradora.

Sin embargo, defendió también que la situación puede darse a la inversa: «Hay hombres maltratados y también hay a quienes les ponen denuncias falsas que se pueden tirar días en un calabozo y cuando salen son juzgados».

Pero sin duda, el momento de máxima tensión llegó cuando la experta comenzó a hablar de lo que podía también provocar en los hijos de maltratadores y víctimas. 

«El maltrato es metástasis y eso se ve en la familia de ambos e incluso en los hijos. Pero, a la hora de la verdad, la que paga es la mujer porque se va a quedar sin hijos. Si no se lo quita un juez para dárselo a un maltratador, se los dan a los servicios sociales». Hasta ese momento todo parecía ir bien, pero con las palabras inmediatamente siguientes de Consuelo, Belén explotó.

«¿Sabéis cómo se llevan a los niños? Van policías de doce en doce y tiran la puerta abajo», aseguró la experta. «Perdone, pero me niego a escuchar lo que está diciendo usted de la policía. Usted sabrá casos, pero también sabemos los demás. Esto me parece de su parte muy justiciero, cuando hay una justicia hay. Ya vale también».

«Si tan mal está la ley lo que tienen que hacer los políticos en vez de entrar en programas de televisión es arreglar esta situación que está diciendo y que yo no creo», siguió cuestionando Belén Esteban. «No estoy mintiendo, es cierto. Todo lo que estoy diciendo es absolutamente cierto. No tengo ninguna necesidad de estar aquí», le respondió contundente la experta.