Imagen de los 10 años de Sálvame

Pillan al hijo de una colaboradora de 'Sálvame' participando en una fiesta ilegal

Las cámaras han pillado al joven pasándolo en grande en un local sin mascarilla y disfrutando de la fiesta hasta largas horas de la noche

Las medidas sanitarias  son cada vez más estrictas y las autoridades no dejan de planear nuevas restricciones  para hacer frente a la segunda ola del coronavirus, una ola que ya ha llegado y que está colapsando de nuevo todos los hospitales, obligando a reabrir incluso  hospitales  de campaña que se creía que ya no haría falta volver a instalar y que se están poniendo a funcionar a toda prisa para hacer frente a la gran cantidad de positivos que se están dando en los últimos días.

Con todo esto no se entiende que haya salas de fiestas  que decidan saltarse las medidas sanitarias y albergar eventos que no cumplen con las medidas sanitarias establecidas, convirtiéndose en un auténtico foco de contagios y que hace peligrar el bienestar de todos los ciudadanos.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

'Sálvame' ha emitido hoy unas imágenes dónde se puede ver al hijo de Raquel Bollo, Manuel Cortés, participando en una fiesta que tuvo lugar en un local de Sevilla hace unos diez días y en el que según un testigo, participaron más de cien personas, cuando el límite establecido de reuniones está en seis personas. El número de personas no sería el indicado pero los errores del evento no se acabarían aquí.

La persona que ha contactado con el programa ha contado que la fiesta acabó a altas horas de la madrugada, saltándose así los limites horarios establecidos. Por si esto fuese poco, en los vídeos se ve como las personas comparten copas y además, ninguno de los asistentes utiliza la mascarilla, saltándose también la distancia social establecida desde prácticamente el inicio de la pandemia.

Los propietarios de la sala se defienden

Antonio David Flores  se ha puesto en contacto con los propietarios de la sala dónde tuvo lugar la citada fiesta y estos han ofrecido todo tipo de respuestas sobre lo ocurrido en la noche de autos. Para empezar, los empresarios han alegado que se trataba de una  fiesta privada  y que no se alargó más tarde de las doce de la noche, la hora máxima establecida en esos momentos.

En cuanto a la ausencia de mascarillas y de distancia social, los empresarios han asegurado que todos los asistentes se realizaron una prueba rápida para descartar que estuviesen contagiados. Una medida que no sería para nada excluyente de usar todo tipo de precauciones y saltarse el número de personas participantes y toda la retahíla de fallos que se cometieron en dicha fiesta.