Gema López en el plató de 'Sálvame'

La pillada a Gema López tras las cámaras: lo que realmente opina sobre Rocío Carrasco

La colaboradora pretendía mantenerlo en secreto, pero la traición de un compañero de Sálvame lo ha sacado a la luz

Gema López  está contra las cuerdas después de que una traición haya desvelado lo que realmente opina sobre  Rocío Carrasco. El fichaje de la hija de 'la más grande' por Sálvame ha causado un gran revuelo y tiene a los colaboradores realmente nerviosos.

Muchos incluso ven peligrar sus sillas, aunque Carrasco ya ha confirmado que no viene a ocupar un puesto como colaboradora. El cometido de Rociíto en el programa vespertino es todavía un misterio, aunque sus nuevos compañeros ya han compartido su opinión al respecto.

Algunos como Jorge Javier Vázquez le han dado la bienvenida y la reciben con los brazos abiertos, mientras que otros como Belén Esteban duda de sus capacidades como comunicadora.

"No la veo preparada", ha señalado abiertamente. Pero la misma Rocío ya lo advertía: "Ni yo estoy preparada para Sálvame, ni Sálvame para mí".

Por tanto, no sabemos que nos encontraremos a partir de ahora. Lo que está claro es que muchos vaticinan un antes y un después tras la llegada de la hija de La Jurado. 

Y hay quien incluso sigue sin dar crédito. Ese es el caso de Gema López, quien ha manifestado su opinión tras las cámaras.

La traición que ha dejado al descubierto a Gema López

Su compañero  Kiko Hernández  la ha traicionado y ha desvelado lo que realmente piensa la tertuliana de este impactante regreso televisivo. "¡Qué masoca, venir aquí a trabajar!", habría exclamado alucinada.

No es ningún secreto que durante años Sálvame ha machacado y criticado el comportamiento de la ex de Antonio David Flores. Por tanto, que se haya decantado por este formato a pesar de que según ella misma señalaba, había recibido muchas ofertas, ha generado un gran debate.

Tal y como explicaba Rociíto, se trata de una auténtica terapia de choque. Coger el toro por los cuernos y enfrentarse a aquellos que durante años la han despedazado. 

Ni siquiera el miedo a poder encontrarse por los pasillos con su hija Rocío Flores han afectado a su decisión. Y queda claro que su gran amigo David Valldeperas, director del programa, también ha tenido mucho que ver.

Tras quedar al descubierto, Gema se mostraba bastante molesta. "Tengo los huevos suficientes para decirlo sin que tú tengas que chivarte, cuando me toca lo digo", ha prostestado. 

"No me he callado nada de lo que he pensado. Me parece que es el sitio donde pagan, por eso viene Rocío Carrasco", ha recalcado entonces demostrando que no tiene ningún miedo a pronunciarse.

Kiko Hernández echaba rápidamente por tierra su argumento, recalcando que es el mismo que se ha usado siempre en el programa. De hecho,  Carmen Borrego iba a fichar por el puesto de defensora de la audiencia, pero no llegó a un acuerdo económico con la dirección del programa.

En ese caso, la cifra que le han ofrecido a Carrasco debe ser bastante atractiva como para que haya aceptado. Aunque muchos señalan que puede tratarse de una forma de redimirse por parte de Mediaset tras tantos años juzgándola. 

En su regreso a la televisión, Rocío es consciente de que cuenta tanto con apoyos, como con enemigos. Y está claro que hay gente a la que no le gustaría cruzarse por los pasillos, como es el caso de Olga Moreno, que todavía sigue dando que hablar en Supervivientes.

Tampoco le haría gracia cruzarse con su hija, ya que se daría pie a un momento bastante tenso e incómodo para el que ninguna de las dos está preparada. 

Eso sí, la hija de 'la más grande' se muerte de ganas de ver a su querida Carlota Corredera. Ella ha sido su mano derecha durante la emisión de la docuserie y su principal defensora.

Y también asegura que tiene una conversación pendiente con otros rostros conocidos de la cadena como Paz Padilla.