Irene Montero llorando en un acto

Piden la dimisión de Irene Montero tras hablar de Rocío Carrasco en 'Sálvame'

La ministra de Igualdad entró en directo para hablar del testimonio de la hija de Rocío Jurado

El testimonio demoledor de Rocío Carrasco hablando del sufrimiento y los malos tratos que asegura ha sufrido durante años por parte de su exmarido, Antonio David Flores, han hecho mella en la sociedad española y continuarán haciéndolo en los próximos episodios de esta serie documental sobre la vida de la hija de Rocío Jurado.

Políticos de todos las ideologías han defendido el relato de Carrasco, y entre ellas la política de Unidas Podemos, Irene Montero, que además de tuitear varios mensajes de apoyo durante el documental, ha entrado este lunes en 'Sálvame' para hablar de ello.

El discurso de Irene Montero por el que ha sido criticada

Lo primero que ha opinado Irene Montero, es que «tanto el testimonio de Rocío Carrasco como la audiencia justifican que es una obligación que el ministerio de Igualdad esté ahí. Cuando una mujer da el paso, puede ser cuestionada o ridiculizada. Se expone a esa mujer a tener que dar explicaciones, a revivir esas experiencias», ha valorado Irene Montero en 'Sálvame'.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

A su vez, la ministra de Igualdad ha expresado que «hay que estar ahí siempre que una mujer se atreve a dar el paso, y más cuando se hace teniendo la historia que Rocío tiene. Ese relato sobre la mala madre, como diariamente ha vivido con esa idea hecha pública a través de los medios, sin conocer su historia», ha confesado.

«Hay miles de mujeres que anoche y en los siguientes capítulos pueden sentirse identificadas o verse reflejadas en algunas de las experiencias. A esas mujeres: este país está de forma decidida luchando contra la violencia de las mujeres, que ocurre por el hecho de ser mujeres. Da igual si tienes fama, de dónde seas... Todas las mujeres pueden ser víctimas de violencia de género», ha dicho.

«Muchas mujeres tienen miedo de no ser creídas»

Montero ha recordado también otros casos mediáticos, donde pone en tela de juicio algunos procesos judiciales. «Hay una justicia patriarcal, no es el único caso en el que vemos esto. En los de la 'Manada', o la manada de Manresa. Y se sigue hablando de abuso, que nuestro código penal sigue diferenciando los términos abuso y agresión. Se habla de abuso como si fuese algo menor que una agresión sexual».

«Hay muchas mujeres hablando de esto, y somos conscientes de que todavía las puertas de acceso para denunciar, reparar y acceder a la protección, son pocas para muchas mujeres. La media que tardan son 8 años y 8 meses. Es una barbaridad. Y muchas tienen miedo de no ser creídas. Ahora hay mucha gente cuestionando que lo que contó es mentira. Sabemos que queda mucho por hacer, pero hay que darle las herramientas a las mujeres para que den el paso», ha explicado este lunes en 'Telecinco'.

Piden la dimisión de Irene Montero tras su aparición en 'Sálvame'

A pesar del gesto de la ministra de Igualdad de apoyar a Rocío Carrasco tras el duro testimonio que ofreció el pasado domingo en 'prime time', muchos tuiteros han criticado que entrase en directo en 'Sálvame' e incluso han pedido su dimisión de su cargo en el Gobierno. Algunos tuits han sido realmente duros con la pareja de Pablo Iglesias.

¿Podría reabrirse el caso de Rocío Carrasco y Antonio David?

Carlota Corredera ha finalizado la entrevista a Irene Montero preguntándole si el caso de Rocío Carrasco y Antonio David podría reabrirse, a lo que ha contestado así: «No he tenido la oportunidad de ver los autos, pero evidentemente es un archivo provisional y, como tal, siempre tiene la oportunidad de reabrirse. Técnicamente sí, más allá no lo sé porque no he estudiado el caso».

A pesar de todo, la ministra de Igualdad ha asegurado que «los mecanismos que un estado debe poner encima de la mesa no pueden depender solo de lo judicial», ya que «hay muchas mujeres que no denuncian o que tardan muchísimos años» en dar el paso.