Paz Padilla en la presentación de la obra de teatro 'La ultima tourne' en Madrid

Paz Padilla, a urgencias en el hospital por un accidente en su casa

La colaboradora de 'Sálvame' ha recibido puntos tras un incidente doméstico

Paz Padilla ha sufrido un desagradable incidente doméstico que la ha llevado a acudir de urgencias al hospital.

La colaboradora de 'Sálvame' nos ha dado un buen susto al mostrar en sus redes sociales las secuelas de las heridas causadas por un percance en la cocina.

Paz Padilla recibe tres puntos tras un percance doméstico

A través de su perfil oficial de Instagram, Paz Padilla ha relatado a sus más de 2 millones de seguidores el inesperado percance doméstico que ha vivido.

La gaditana estaba poniendo a reto sus dotes culinarias cuando se rajó un dedo al cortar con un cuchillo jamonero un trozo de carne que estaba horneando.

Haciendo alarde de su sentido de humor habitual, la presentadora ha relatado el suceso con todo lujo de detalle.

«Os voy a explicar lo que me ha pasado. Resulta que el otro día hice carne al horno. Quise cortarla y el cuchillo no me cortaba muy bien y tuve la brillante idea, la estupidez mejor dicho, de coger el cuchillo jamonero. Y entonces... ¡raaaf!. Así soy yo, por hacer el tonto», ha dicho en un 'stories'.

Montaje con una storie de Paz Padilla
Montaje con la storie de Paz Padilla mostrando las secuelas de su incidente. | INSTAGRAM

Tal y como la propia Paz Padilla relató en su cuenta de Instagram, tuvo que acudir al hospital por urgencias para que le tratasen la herida.

Finalmente, la presentadora ha mostrado a sus seguidores las secuelas del incidente: tres puntos de sutura y un vendaje que ella misma ha tuneado. La humorista y actriz ha contado, entre risas, que se ha pintado las uñas de color rojo y, para no desentonar, ha decidido pintarse también el apósito.

Otros incidentes de Paz Padilla y su hija Anna Ferrer

Paz Padilla se ha tomado con buen humor su última visita al centro hospitalario, dado que la presentadora también está acostumbrada a sufrir accidentes de este tipo.

De hecho, no es la primera vez que la gaditana termina con los dedos vendados. Hace más de un año, concretamente el 28 de noviembre del 2019, Paz Padilla acabó con la mano inmovilizada después de forcejear con Kiko Hernández por una información en mitad del plató de Telecinco.

En el 2017, Paz Padilla también sufrió un grave percance que la llevó a ser ingresada de urgencia en el hospital. La colaboradora sufrió una grave reacción alérgica tras la picadura de una avispa, aunque en este caso la zona afectada fue el pie.

Y de tal palo, tal astilla. Su hija, la influencer Anna Ferrer, también tuvo un incidente laboral al cortarse dos dedos durante sus prácticas como becaria en el departamento financiero de Mediaset.

Por aquel entonces, a través de sus redes sociales, la joven le hizo llegar a todos sus seguidores el gracioso relato de su incidente.

«Bueno, os voy a contar la dura vida de la becaria. Hoy archivando documentos, porque no solo llevo cafés sino que a veces también archivo, me he cortado dos dedos» relató Anna Ferrer en su cuenta de Instagram.

El año más duro para Paz Padilla

Aunque Paz Padilla se tome con un humor este percance que la ha llevado a urgencias, cabe recordar que la colaboradora ha vivido un año repleto de visitas al hospital y problemas de salud.

Este 2020 está siendo el año más duro para la colaboradora de 'Sálvame', que se ha enfrentado al trágico fallecimiento de su marido Antonio Vidal a los 53 años, tras varios meses luchando contra un cáncer. Una pérdida a la que Paz Padilla se tuvo que enfrentar pocos meses después de fallecer su madre, a los 91 años.

Además, Ana Isabel Agarrado, la que fue suegra de Paz Padilla, también falleció el pasado mes de agosto. Una pérdida que volvió a derrumbar a la presentadora, que este 2020 ha vivido un año para olvidar.