Paz Padilla en el entierro de su madre Dolores Díaz en Cádiz el 12 de febrero del 2020

'Paz Padilla se separó de su marido Antonio Vidal antes de fallecer'

La presentadora desvela los motivos por los que rompieron una relación que empezaron de jóvenes
Paz Padilla en el entierro de su madre Dolores Díaz en Cádiz el 12 de febrero del 2020

El año 2020 fue uno de los más duros para Paz Padilla. En cuestión de meses perdió a dos seres queridos, como eran su madre y su marido Antonio Vidal. Ahora, un año después de su fallecimiento, ha querido aclarar los motivos por los que decidieron separar sus caminos cuando eran jóvenes.

La presentadora de Salvame  ha sido siempre muy discreta con su vida privada. De hecho mantuvo en secreto la enfermedad de su pareja hasta el último momento. Solo unos pocos amigos sabían del estado de salud de su gran amor.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Sufría un tumor cerebral que acabaría con su vida en verano del año pasado. Padilla se mantuvo en todo momento a su lado, dejando de lado sus compromisos profesionales. Lo único en lo que pensaba era en disfrutar de los últimos días de Antonio a su lado.

La gaditana admitió en más de una ocasión que "no se ha muerto mi marido, se ha muerto mi alma gemela. El amor de mi vida". Siempre le recuerda con emoción y con una sonrisa en la boca.

Pese a los malos momentos sufridos, la presentadora siempre quiere quedarse con el lado positivo de las cosas.

Tras la muerte de Antonio, concedió una entrevista en Sábado Deluxe en donde explicaba que le había dado "amor del bueno". A diario le decía "te quiero y gracias". Supuso un duro golpe para ella, del que tardó en reponerse.

Fueron varias semanas apartada de la televisión y de los escenarios, donde también se estaba labrando una carrera profesional como actriz.

Historia de amor con Antonio

La historia de amor entre Paz Padilla y Antonio podría haber tenido su origen en una película. Era de sobra conocido que ambos se habían conocido de jóvenes. Ella tenía 14 años y él, 17. 

Estaban hechos el uno para el otro. Su relación duró varios años y reunía todos los ingredientes para alargarse en el tiempo. Sin embargo, hubo un imprevisto que lo cortó todo de la noche a la mañana.

Cuando la presentadora inició su carrera en la televisión decidió mudarse a Madrid. Antonio, por su parte, decidió seguir con su vida en Cádiz. En ese instante, optaron por separarse, por hacer vidas distintas.

Ella volvió a enamorarse. Inició un romance con el padre de su hija Anna, Albert Ferrer. Sin embargo, la historia no salió del todo bien y acabaron por divorciarse.

Veinte años después, la casualidad quiso que Paz Padilla y Antonio volvieran a reencontrarse. La llama del amor nunca se había apagado. Y entre ellos dos había algo pendiente.

Eran dos almas gemelas, que tarde o temprano volverían a reunirse. Sin embargo, siempre estuvo en el aire los motivos que provocaron esa primera ruptura. Ella misma se ha encargado de aclararlo todo en una entrevista con Bertín Osborne.

La presentadora, desde muy joven, quería cumplir uno de sus grandes sueños. Ser artista y vivir del humor. Eso le obligó a hacer las maletas e irse a Madrid.

En la capital de España pudo hacer una larga carrera en la televisión, codeándose con grandes personajes. Ese estilo de vida no agradaba a Antonio, que así se lo hizo saber en más de una ocasión.

Le pidió que "dejara de ser artista", pero la gaditana era "feliz, saliendo por ahí, conociendo toreros...". El poco tiempo que tenían para estar juntos tampoco lo aprovechaban. Casi siempre discutían y el futuro cada vez era más negro.

De ahí que la presentadora decidiera cortar de raíz con la situación y dijo: "Se acabó". No soportaba esa situación tan tensa.

Sin embargo, dos décadas después volvieron a reanudar una relación que nunca debió romperse. Solo la muerte acabó separándolos.