Fotomontaje de Paz Padilla y Rocío Carrasco

Paz Padilla responde a Rocío Carrasco en directo: Un deseo y un consejo

La presentadora y la exmujer de Antonio David están teniendo problemas antes de empezar a trabajar

El documental que Rociíto ha protagonizado en Telecinco ha dejado una cosa clara: tiene la misma fuerza que su padre, el boxeador Pedro Carrasco. Después de haber estado a punto de renunciar a todo por la presión mediática, ha resurgido de sus cenizas para convertirse en reina del feminismo.  

Contar la verdad para seguir viva le ha posicionado como uno de los personajes más cotizados del momento. Ha estado poco más de un mes en silencio, pero ya tiene todo preparado para regresar por todo lo alto.  

Lo hará de la mano de su amigo David Valldeperas, director de Sálvame. Se desconoce qué va a ocupar en el programa, aunque todo el mundo desea ver cómo se desenvolverá en un ambiente al que no está acostumbrada.  

Según ha contado, se ha hecho a la idea de que su nuevo trabajo será “una terapia de choque”. Va a coincidir con Paz Padilla, con quien tiene “una conversación pendiente”.  

La humorista ha sido muy dura con la exmujer de Antonio David, pues no entiende el papel de madre que ha jugado con sus hijos. Rocío ha escuchado las críticas en un tono muy condescendiente, asegurando que no tenía ningún problema con ella.  

La heredera de la Jurado asegura que no está molesta con la presentadora porque es consciente de que “no está bien”. Estas palabras hacen referencia al estado de ánimo de la actriz después del triste fallecimiento de su marido Antonio.  

La sustituta de Jorge Javier Vázquez se ha sentido ofendida con el comentario. Asume que está “atravesando un duelo”, pero quiere dejar claro que está feliz y en sus plenas capacidades de opinar sobre lo que quiera.  

En un primer momento se ha sentido ofendida con el programa y ha exigido que emitieran las críticas que había hecho sobre el polémico documental. Las redes sociales no han tardado en recordar algunas de las frases que había dicho al respecto.  

Es cierto que no ha confiado en su palabra, aunque su postura no tiene nada que ver con sus circunstancias personales. Después de dejar claro este aspecto, le ha mandado un mensaje a su futura compañera.  

El escándalo que podría ensuciar el regreso de Rociíto 

Paz tendrá que compartir plató con Carrasco, una persona a la que no conoce y con la que ya tiene ciertas diferencias. Según ha contado, se encuentra en un momento que no quiere tener problemas con nadie.  

Todo hace pensar que el primer encuentro estará cargado de tensión. No obstante, hay quien asegura que Rocío sabe medir sus fuerzas, así que no se enfrentará a la comunicadora de forma directa.  

“Si ella necesita hablar conmigo yo encantada. A mí lo que me gustaría es que fuera feliz”, comenta la actriz de La que se avecina.  

Los espectadores del programa se han percatado de que estaba algo molesta, pues es una persona que no se siente cómoda en las polémicas. A lo largo de su experiencia en televisión ha sufrido varios desencuentros, pero ha sabido torearlos con una maestría ejemplar.  

“Le deseo que encuentre la paz y que reconduzca su vida, que sea feliz ella y su hija. Yo estoy en un momento muy zen y con mucho amor en mi vida, es lo que recomiendo: amor”, empieza diciendo Padilla. 

“El amor lo puede todo. La vida sin amor, madre mía, yo me moriría”, concluye.  

A pesar de que muchos espectadores no están de acuerdo con la incorporación de Rociíto a Sálvame, nadie puede negar que es un auténtico escándalo. Todavía no ha empezado a colaborar con el espacio y ya ha acaparado todo el protagonismo.  

No obstante, las polémicas que está generando el fichaje han desplazado el asunto central. Los medios han dejado de hablar del esperado regreso para centrarse en las discusiones a las que tendrá que enfrentarse.