Paz Padilla en la presentación de la obra de teatro 'La ultima tourne' en Madrid

Paz Padilla podría ser despedida también de 'Sálvame': No le van a perdonar lo de hoy

La presentadora no está atravesando su mejor momento profesional

Paz Padilla lleva muchos días sin aparecer en 'Sálvame'. Las tareas de presentación se han repartido entre Carlota Corredera, Jorge Javier Vázquez  y Nuria Marín. Esta ausencia ha coincidido con la confirmación por parte de la cadena en la que se deja claro que la cómica no estará en  'Got talent'.

Desconocemos si su ausencia en televisión se debe a unas vacaciones o si este paréntesis se debe a alguna decisión por parte de la cadena. Sin embargo, su vuelta al plató se ha visto emborronada con una nueva polémica.

Desde que la presentadora perdiese a su marido a consecuencia de un cáncer, esta ha iniciado un camino profundo hacía el conocimiento de la muerte. Un camino tan largo que la ha llevado a leer, informarse y rodearse de un seguido de profesionales. Estos la han ayudado a no temer a la muerte.

Ahora y con todos estos conocimientos, Paz ha dejado de lado su parte más divertida para convertirse en un gurú de la muerte. Un papel que los espectadores de Telecinco no le quieren comprar y que creen que es incluso contraproducente para su carrera.

'Sálvame' es un motor de buen rollo y de risas, pero Padilla cada vez que presenta el programa se despacha a gusto. Dedica largos ratos a hablar de la muerte, de las perdidas y en definitiva, a divulgar una filosofía un tanto dura y densa. Esto claramente no guarda ningún tipo de parecido con el formato que conduce.

Hoy, luciendo un pelo rubio platino, la presentadora ha empezado el programa presentando al psicólogo Rafael Santandreu. Una de las piezas claves para la evolución mística de la cómica y que hoy ha ayudado a Paz a seguir divulgando sobre temas espinosos.

Concretamente la conversación ha girado en torno al miedo, pero esto no ha gustado a los espectadores. Los fieles de Telecinco han considerado que Paz se estaba extralimitando de nuevo y dirigiendo la mirada hacía una filosofía que no representa el programa.

A pesar de que la presentadora está muy convencida de que los consejos que da pueden ayudar mucho a los espectadores, parece que estos no lo ven igual. Padilla se ha convertido en un martillo pilón sobre un mismo tema y no acepta las personas que intentan relativizar las pérdidas y la vida.

Paz ya no opina, directamente sentencia cátedra y esto no le favorece en un programa en el que prima el debate, la opinión y la diversidad de visiones.

Piden su relevo urgentemente

Los espectadores consideran que la presentadora ya está en otra onda y que no se representa para nada con el programa de las tardes. Por este motivo, piden que la productora y la cadena apueste por otros presentadores y que estén más alineados con la esencia real del programa.

De hacerles caso, uno de los nombres que saldría beneficiado es el de la catalana Nuria Marín y que aparece cada verano para cubrir las vacaciones de los presentadores titulares. Sin embargo, está más que claro que Marín merece un sitio fijo.

Los espectadores de la cadena están prendados de su soltura y naturalidad al frente de 'Cazamariposas', 'Socialité'  y también en  'La última cena'. Veremos como acaba este asunto y si estamos al frente del fin televisivo de Padilla.

Ella siempre ha dicho que está aquí de paso e incluso, ha manifestado que no le interesa el mundo del corazón. Unas afirmaciones que la alejan de seguir siendo una de las caras visibles de la cadena. Una cadena que vive principalmente de estos contenidos y que por lo tanto, no dan lugar a todos aquellos que no prediquen con este material.