Paz Padilla en el entierro de su madre Dolores Díaz en Cádiz el 12 de febrero del 2020

El peligroso tratamiento que difunde Paz Padilla: ya han fallecido varias personas

La televisiva ha desvelado lo que le ayudó a superar la pérdida de su marido hace unos meses

Paz Padilla la ha liado. La presentadora televisiva ha visitado ‘Cuatro Milenio’ y se ha metido en un importante jardín. La andaluza ha recomendado a la audiencia un tratamiento para superar las pérdidas que ya ha causado varias muertes.

La humorista aparecía en el programa de Iker Jiménez para hablar de su libro ‘El humor de mi vida’. En él narra el proceso de la pérdida de su marido Antonio Juan Vidal, que falleció a los 53 años por cáncer.

La presentadora explicó cómo llegó a la aceptación del fallecimiento de su marido. Paz Padilla señaló que la gente debe ver este proceso como algo natural que ocurre en la vida. Sin embargo, en medio de su historia llegó la polémica.

La andaluza explicó que para afrontar su pérdida se puso en manos de una amiga ‘biodescodificadora’. Paz Padilla lo aconseja a todo el mundo «porque son personas que estudian las emociones».

A la presentadora se le olvidó mencionar que la ayuda de la biodescodificación ha causado ya varias muertes. Ha habido personas que confiaron en esta pseudoterapia y abandonaron el tratamiento médico prescrito.

El creador de esta presunta terapia sin aval científico cuenta ya con varias condenas por incitar el abandono de tratamientos médicos probados.

El tratamiento de Paz Padilla

La biodescodificación se basa en que toda enfermedad tiene una causa emocional. Por eso Padilla señaló en ‘Cuatro Milenio que «las emociones nos enferman».

La humorista señaló que su amiga «primero intentó ayudar a que Antonio supiera de dónde venía todo ese sufrimiento, porque él tenía mucho sufrimiento de estrés, de angustia… Yo sé que a Antonio lo enfermó el estrés».

La biodescodificación relaciona distintas emociones con problemas en los órganos. Según sus inventores, casi todos los traumas que generan enfermedades provienen de la infancia, de los primeros meses de vida e incluso desde el momento de la gestación.

El Observatorio contra las Pseudociencias, Pseudoterapias, Intrusismo y Sectas Sanitarias de la Organización Médica Colegial explica que esta terapia se basa en que las enfermedades no existen como tales.

Para sus adeptos «se trata de programas biológicos de supervivencia, que activan el cerebro para adaptar al organismo al estrés que padece, fruto de los conflictos que afectan a todo ser vivo».

La gran problemática de todo esto es que no está demostrado. Los seguidores de esta práctica niegan otros orígenes para las enfermedades que no sean los emocionales.

Según ellos, la culpa del cáncer tiene que ver directamente con un trauma emocional del propio paciente. La genética, los hábitos insanos y  otros no tienen ningún tipo de vinculación con esta enfermedad por ejemplo.

Desde su punto de vista, 'curando' ese trauma emocional, se curaría la enfermedad. Esto, sin embargo, no es realmente lo que sucede.

Muertes por la terapia de la presentadora

En Francia y Bélgica fallecieron dos personas que dejaron de tomar medicamentos para ‘tratarse’ con esta pseudoterapia impulsada por Christian Flèche.

El creador de la descodificación biológica original (DBO) busca liberar la energía encerrada en el cuerpo por culpa del trauma o ‘bioshock’.

Es autor de numerosos libros donde aplica esta pseudoterapia a una gran variedad de patologías, desde el reumatismo a la enfermedad de Alzheimer.

Paz Padilla ya había señalado en alguna ocasión su interés por esta pseudoterapia. No obstante, su aparición en ‘Cuatro Milenio’ ha desatado la polémica.

La farmacéutica y miembro del colectivo Salud sin Bulos Gemma del Caño subrayaba que «es una patraña especialmente cruel porque culpabiliza a las personas de su enfermedad».

Además, Padilla se cebaba contra los médicos.«Tenemos 15 sentidos o más, hay tanto por descubrir… ¡Si es que los médicos no saben nada!», señalaba. Según la humorista hay «cosas que la ciencia, hoy por hoy, no puede demostrar».

En otro momento de la conversación, la presentadora también hacía referencia a la programación neurolingüística. Esta es «una serie de ideas y técnicas de tipo filosófico-pseudopsicológico que busca la autorrealización personal y la superación de trastornos mentales». Evidentemente, tampoco se ha demostrado su efectividad.

Cada vez que un rostro conocido habla en público de estas prácticas se genera la polémica. El altavoz de la fama debe utilizarse siempre con cabeza y responsabilidad.