Nuevo paso de Mila Ximénez en su batalla contra el cáncer

La colaboradora ha acudido junto a su hija, Alba Santana, a una nueva revisión médica

Mila Ximénez posando en el plató de Gran Hermano
Nuevo paso de Mila Ximénez en su batalla contra el cáncer | GTRES

Aunque ha regresado a su puesto de trabajo y ha retomado su vida con la mayor normalidad posible, Mila Ximénez sigue batallando contra el cáncer de pulmón. 

La colaboradora de televisión ha acudido a una nueva revisión médica junto a su hija, Alba Santana, quien se ha convertido en mayor pilar durante estos complicados meses. 

La sevillana recibe el tratamiento en el Hospital La Luz de Madrid, donde ha asistido durante los últimos días para que le hagan un seguimiento de la evolución de su enfermedad. 

A pesar de que es una lucha muy dura y complicada, Mila Ximénez está tomándose esta etapa de su vida con un gran positivismo y optimismo, algo que le ayuda a hacerle frente a las adversidades que se puedan presentar.

Aunque su hija reside en Ámsterdam, Holanda, el pasado mes de junio decidió viajar a España para acompañar a su madre en esta batalla tan difícil y desde entonces no se ha separado de ella ni un segundo y se ha convertido en su mejor apoyo. Y así lo ha demostrado, acompañándole en absolutamente todas las visitas con el médico. 

Ahora, ambas han acudido a una nueva revisión en el hospital, al que han asistido llevando las mascarillas obligatorias y luciendo un look muy cómodo para la visita. Mila ha apostado por una falda amplia y un jersey muy fino en tonos tierra, mientras que Alba ja elegido leggins y una sudadera en tonos lilas. 

Mila y su hija, Alba, en su llegada al hospital para la revisión médica de la colaboradora
Mila y su hija, Alba, en su llegada al hospital | GTRES

El mensaje de Mila a los que cuestionan su enfermedad

A pesar de que la colaboradora de televisión agradeció a los medios de comunicación, con quien siempre ha sido muy solidaria y ha revelado como se encuentra, esta vez se ha negado a hacer ninguna declaración sobre su estado de salud. 

Son muchas las personas que ponen en duda su enfermedad, y aunque no le hacen daño, no es plato de buen gusto cuestionar una enfermedad. «Lo único que me lesionaría es que me borraran la sonrisa y las ganas de lucha. Eso sería regalarle mis fuerzas. Y ese es mi tesoro.

«De todas formas, no puedo olvidar a los que me mandáis vuestra energía. Las absorbo con fruición. Un millón de gracias y abrazos infinitos», escribió en una publicación en sus redes sociales. 


Comentarios

envía el comentario