Primero plano de Rosa Benito en un acto promocional de Termix

El motivo por el que Rosa Benito no está tranquila: «Rocío Jurado lo dejó escrito»

La colaboradora de Ya es mediodía hace días que se muestra más nerviosa de lo normal

Rosa Benito formó durante muchos años del universo de Sálvame. Un programa que la vio crecer mediáticamente, pasando de ser la peluquera de Rocío Jurado a de golpe. Convertirse en una de las caras más mediáticas de nuestra televisión. Sin embargo esos dulces años ya son pasados y Rosa ya no se acuerda de quienes le ayudaron cuando necesitó trabajo.

Desde hace varios años, Rosa no quiere saber nada de los que fueron sus compañeros y sus jefes en el programa de las tardes. Ahora solamente tiene buenas palabras para sus compañeros de Ya es mediodía, de los que dice autenticas maravillas mientras que a la vez, sigue atacando a sus compañeros de Sálvame.

Si bien es cierto que Rosa tiene varios enemigos en el programa de las tardes, hay uno que lo tiene muy presente y no precisamente porque sea el más mediático. La colaboradora le ha declarado la guerra a Kike Calleja, redactor del equipo y al que le atribuye gran parte del fracaso artístico de su hija Chayo Mohedano.

Benito ha recordado cuando Calleja seguía a su hija en todos los conciertos de pueblo que realizaba, generando un gran escándalo mediático y que acababa con Chayo totalmente fuera de sí. Pero parece que Kike no está dispuesto a que Rosa le atribuya toda esta responsabilidad y por ello ha querido dar un paso al frente.

El periodista ha pedido a sus jefes que lo dejasen entrar en el plató del programa para poder dirigirse directamente a la que fuese su compañera. A esta le ha dicho que él no hizo nada y que las salidas de tono venían por parte de Chayo. Convirtiéndose en habitual el ver a varios alcaldes quejándose del espectáculo que ofrecía la cantante.

Quizás Rosa se ha equivocado de enemigo y se ha metido en la boca del lobo con quién no debía. Calleja ha admitido que un día le pidió a Benito que no se metiese con esos periodistas que trabajan en la calle porque ellos acostumbran tener siempre informaciones muy privilegiadas.

Pero parece que la colaboradora de  Sonsoles Ónega no ha hecho caso y se ha metido en un jardín del que no va a saber salir. El reportero de Sálvame ha dicho que desde hace un tiempo Rosa no está tranquila porque teme a la emisión de la segunda temporada de la docuserie de Rocío Jurado. Una serie que por lo visto va a dejar muy mal a todos los miembros de su familia y que van a quedar retratados.

Recordemos que Kike es amigo personal de Rocío Carrasco y esto le ha hecho conocedor de un dato que ha dejado a todo el mundo sin palabras. El periodista ha confesado que existe un diario personal de Rocío Jurado y que dejó escrito antes de morir. En este hablaría de varias personas de su familia y entre estos parece que se encontraría su cuñada Rosa. Ahora estas informaciones podrían salir a la luz con la docuserie de Rocío Carrasco y que llegará para destapar a toda la mediática familia.

Lo que Kike no va a perdonar

Nadie ha entendido por qué el reportero ha decidido dar un paso al frente y destapar a la conocida colaboradora de televisión. Sin embargo a medida que han ido pasando los minutos se ha ido entendiendo y la verdad es que Calleja tiene un motivo de peso.

Por lo que parece, hace años cuando la mujer de Kike estuvo en Gran Hermano, Rosa habló mal de ella e hizo una referencia a su color de piel. Algo que el reportero no está dispuesto a olvidar. Y si hace falta llegará hasta el final con la única finalidad de destapar a la que fuese su compañera.