Kiko Hernández y Mila Ximénez abrazándose y sonriendo

Mila Ximénez deja en herencia parte de sus cosas a Kiko Hernández y Belén Esteban

La colaboradora amasó una fortuna envidiable

Mila Ximénez ha dejado un vacío insustituible en el universo Sálvame. Era la única colaboradora que iba a trabajar de lunes a viernes y siempre estaba presente en las entrevistas del Deluxe.  

Esta exposición mediática le convirtió en una de las personas mejores pagadas de la televisión. Ha participado en los dos concursos más importantes de Telecinco: Supervivientes y Gran Hermano VIP.  

Ha sido el fichaje mejor pagado de dichos programas. Se calcula que pudo cobrar una cifra cercana a los 40.000 euros por cada semana que estuvo en Honduras.  

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Algunos expertos en televisión garantizan que el poder mediático de la escritora era espectacular. De hecho, los programas en los que participó registraron unos datos de audiencia extraordinarios. 

Todo esto se traduce en dinero. La comentarista logró resurgir de sus cenizas y sus cuentas bancarias empezaron a almacenar tantos euros como aplausos recibía en plató.

Recordemos que formó parte de la alta sociedad durante los años 80, pero su divorcio de Manolo Santana le hizo perderlo todo. El tiempo fue pasando y logró recuperar su estatus gracias a su carisma.  

Era propietaria de varias empresas que generaban unos ingresos envidiables. Fuera de la pequeña pantalla tenía negocios en el sector de la cosmética y en el mundo de la moda.  

Hace poco más de un año se compró una casa de lujo en una de las mejores zonas de Madrid. Hasta entonces vivía de alquiler en el Barrio de Salamanca.  

Según ha contado, no le gustaba tener propiedades a su nombre, porque era una gran aficionada a las mudanzas. No quería disfrutar de un hogar, pues le encantaba vivir en sitios distintos.  

La gente que le conoce asegura que era una persona tremendamente generosa. Así que, al ser consciente de su vida se estaba acabando, empezó a repartir sus pertenencias entre sus seres queridos.  

Belén Esteban recibirá un sobre misterioso 

La revista digital Jaleos ha publicado unas imágenes un tanto impactantes. La colaboradora dejó escrito un cartel indicando quien debía llevarse cada cosa.  

Tenía una gran amistad con Kiko Hernández, a quien le ha dejado un cuadro cubista de un valor muy elevado. También ha querido tener un detalle con Belén Esteban.  

La princesa del pueblo recibirá un sobre misterioso. En su reverso aparece escrito el nombre de la destinataria, pero nadie sabe el contenido del mismo.  

Cabe la posibilidad de que sea alguna joya, pues Mila tenía un gusto excelente y consumía las mejores marcas de mercado. Posiblemente les haya dejado más cosas a sus compañeros, pero no todas han podido ser fotografiadas.  

Una de las propiedades más preciadas de la escritora era un retrato que le hicieron cogiendo a su hija. Por aquel entonces Alba era un bebé y su madre ha querido que guarde este recuerdo para siempre.  

La obra viajará a Ámsterdam acompañado de otras pertenencias. Manolo, hermano de la comentarista, es quien se está encargando de todo.  

Conchi y Encarna, las otras tías de Alba, ya se han marchado de Madrid. Sin embargo, la estrella televisiva también se acordó de ellas, así que recibirán su parte de la herencia dentro de poco.  

Ximénez era una mujer muy inteligente. Antes de morir dejó todo preparado para que su familia no tuviera ningún problema.  

En 2020, año en el que le detectaron la enfermedad, extinguió su empresa, Alexal y Malube S.L. De esta forma, sus allegados únicamente obtendrán beneficios.  

Las cuentas bancarias de la colaboradora deben guardar un patrimonio envidiable. Recordemos que, en 2004, cuando trabajaba en Crónicas Marcianas, cobraba 3.000 euros por programa e iba tres veces a la semana.