Mila Ximénez, emocionada, se lleva una mano a los ojos

Mila Ximénez: 'Yo ya no puedo más'

La colaboradora se muestra agotada tras su salida de Telecinco

Mila Ximénez sigue luchando contra el cáncer de pulmón que le detectaron el pasado mes de junio. La colaboradora no quiere rendirse mientras quede un atisbo de esperanza y continúa con su labor en 'Sálvame'. Tras un mes de ausencia, la periodista regresaba a la televisión confesando que la enfermedad había empeorado y que, como consecuencia estaba recibiendo una quimioterapia más fuerte. Además de un tratamiento para no perder el pelo.

Mientras la enfermedad se lo permita, Mila Ximénez seguirá acudiendo al programa de las tardes de Telecinco aunque no sea de manera diaria, ya que es lo que le da fuerzas para seguir adelante y olvidarse por unas horas de su delicada salud. En el programa del pasado miércoles 10 de marzo, la colaboradora apareció con un look que levantó mucha expectación.

Mila Ximénez: «Me tenéis frita»

Desde que Mila confesó en directo la enfermedad que padece, la colaboradora se ha convertido en noticia. Ningún medio de comunicación deja escapar la oportunidad de informar sobre cada paso que realiza y el hecho de que saliera en directo con un gorro de lana provocó que algunos reporteros la esperasen fuera para preguntarle cómo se encuentra.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Hay que recordar que la periodista se está sometiendo a un tratamiento capilar oncológico consistente en llevar un gorro de silicona durante cinco horas a seis grados bajo cero. Este tratamiento junto con los efectos de la quimio, han hecho que el cabello de Mila esté más débil y no pueda peinárselo, pues se le caería con más frecuencia. De ahí que luzca todo tipo de pañuelos o incluso gorro.

Nada más salir de las instalaciones de Mediaset, los reporteros captaron a Mila agarrada del brazo de su buena amiga Belén Esteban y no dudaron en preguntarle sobre su estado de salud. Algo que no le gustó nada: «No puedo más. Es que me tenéis frita. Yo entiendo tu trabajo, pero estoy agotada. Agotada de que no puedo ir a ningún sitio, agotada de que ayer me fui a comer y os tengo en la puerta preguntando cómo estoy» decía muy molesta.

Mila Ximénez y Belén Esteban a la salida de Telecinco
Mila Ximénez harta de que le pregunten cómo se encuentra | Europa Press

«Estoy regular, estoy con lo que sabéis que tengo, estoy luchando. Estoy en ello, estoy en la lucha, estoy bien. Voy al hospital, me hago mis ciclos, cuando puedo trabajo y cuando no, no. No te puedo decir nada más» explicaba más cansada que nunca.

Un deseo difícil de cumplir

Cuando Mila Ximénez reveló que padecía cáncer, lo primero que pidió fue respeto. Era consciente de que le quedaba un largo camino y numerosas visitas al hospital y no quería que la prensa le siguiera a cada paso. Necesitaba calma y sobre todo intimidad para afrontar la lucha y la presencia de los medios no ayudan.

En su reaparición en el plató de 'Sálvame' tras un mes ausente explicó que su salud había empeorado y que la nueva quimio a la que se debía de someter la dejaba muy débil, sin fuerzas y sin ganas. Así pues que volvió a insistir y pidió, una vez más, algo de intimidad.

«Voy a pedir un favor. Sé que es vuestro trabajo, pero creo que merezco que, cuando voy a darme la quimio, me tengáis un poco de respeto. Son muchas sesiones, estáis todo el día en la puerta. Si pudierais evitarlo, me haríais la vida mucho más fácil» pedía encarecidamente y en un tono mucho más sosegado que el que ha empleado en esta última ocasión.

Es totalmente comprensible que Mila desee pasar su enfermedad lo más tranquila posible y sin agobios de la prensa, pero que sea un personaje público tan notorio en televisión no se lo va a poner nada fácil.