Alba Santana junto a su madre, Mila Ximénez

El día que Mila Ximénez también fue tachada de 'mala madre' como Rocío Carrasco

La relación entre la colaboradora de 'Sálvame' y su hija no siempre ha sido la misma

‘Rocío: contar la verdad para seguir viva’ está dando mucho que hablar. La serie documental sobre la vida de Rocío Carrasco ha sacado a relucir nuevos temas sobre los que se está opinando y mucho, pero también ha devuelto a la palestra otros como la maternidad.

Han sido muchas las progenitoras tachadas de «malas madres», al igual que le ha ocurrido a la exmujer de Antonio David Flores durante años.

La hija de Rocío Jurado ha sido «una mala madre que no quería a sus hijos durante mucho tiempo». Tras el estreno de la docu serie sobre su vida, su testimonio parece haber cambiado muchas opiniones. Ahora Rocío Carrasco es una madre a la que le han arrebatado «el amor de sus hijos hace años».

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

No obstante, España está dividida. Por un lado están quienes apoyan a una mujer destrozada cuya hija mayor ha sido alienada por su padre para ponerla en su contra.

Por otro lado, están quienes apoyan incondicionalmente a sus hijos, que han reclamado públicamente una llamada para acabar con su distanciamiento de una vez por todas y su madre no ha respondido a su petición.

Su momento más complicado

Lo cierto es que Rocío Carrasco no es la única famosa que ha sido tachada de «mala madre» a lo largo de los años. A su compañera de cadena, Mila Ximénez también le ha tocado lidiar con este calificativo.

Sobre la colaboradora de ‘Sálvame’ siempre ha sobrevolado una leyenda negra de que había «vendido» la patria potestad de su hija Alba Santana, quien vivió con su padre a partir de los 12 años.

A la hija de Mila Ximénez y Manolo Santana le tocó en su momento desmentir tal afirmación. «Mi madre tomó esa decisión para que yo pudiera vivir mejor porque había veces que no tenía ni para pagar la luz y ella quería lo mejor para mí», explicó en una entrevista con Jordi González en 2009. «Se ha utilizado el tema de mi infancia, el hecho de no haber vivido con mi madre, para hacer daño y mi madre no es una mala madre», concluyó.

Ambas mantienen una estupenda relación y Alba se ha convertido en uno de los pilares fundamentales de su madre desde que le diagnosticaron cáncer de pulmón el pasado año.

No es un caso único

Su compañera de programa, Belén Esteban, también ha tenido que cargar con este ‘San Benito’ desde que rompió su relación con Jesulín de Ubrique. La colaboradora de ‘Sálvame’ fue objeto de una campaña de desprestigio materna por parte de un grupo de comunicación.

En el año 2009 una cadena privada de televisión abrió sus informativos con la noticia de que el Defensor del Menor había solicitado a la Fiscalía de Menores que actuara para proteger los derechos de Andrea Janeiro. Tras aquella información, Belén Esteban pronunció su famosa frase: «¡Ni que fuera yo Bin Laden!». Y es que por mucho que la de Paracuellos se defendiese, la duda sobre su tarea como madre ya había sido sembrada.

Carmen Martínez Bordiú, Isabel Pantoja, Olvido Hormigos y la mismísima Soraya Sáez de Santamaría son otros de los rostros conocidos dentro del panorama nacional que han tenido problemas con su hacer como madres. Y es que para muchos ninguna de ellas ha sabido hacer bien este papel, que, sin duda alguna, es el más importante de sus vidas.

Más allá de nuestras fronteras, destaca el caso de la cantante Britney Spears, a quien la prensa tachó de «mala madre» porque salía de fiesta con sus amigas al poco tiempo de dar a luz.

No obstante, seguro que todas ellas han tratado de ser las mejores progenitoras para sus hijos y solo estos últimos saben de primera mano si lo han conseguido.