Mila Ximénez, emocionada, se lleva una mano a los ojos

Mila Ximénez, rota: 'No tengo a nadie, ni a mi hija Alba'

La colaboradora se abre en canal en pleno directo tras el enfrentamiento con Lydia Lozano

Mila Ximénez y Lydia Lozano se volvían a reencontrar la tarde del pasado miércoles, 9 de diciembre, en el plató de 'Sálvame' después de que ambas protagonizaran un duro enfrentamiento hace unos días. Fue el lunes cuando las colaboradoras confesaron que llevaban tiempo y se desató la guerra entre las dos. Lydia acabó completamente rota y Mila profundamente molesta por la actitud de su compañera.

Pero como no hay mal que cien años dure, ayer tanto Mila Ximénez como Lydia Lozano decidieron enterrar el hacha de guerra y, entre lágrimas, Mila terminó pidiendo perdón por las duras palabras que le dedicó en una revista. «Si te ha molestado algo de lo que he dicho, te pido disculpas» le dijo la exmujer de Manolo Santana.

Mila Ximénez se rompe: «No tengo a nadie»

Mila reconocía que el hecho de que Lydia no le hablara le provocaba «ansiedad» y aseguraba que necesitaba que la relación entre las dos se arreglara. La colaboradora no está pasando por su mejor momento debido al cáncer que le diagnosticaron hace meses, y los conflictos con sus compañeros no le ayudan.

Las lágrimas comenzaron a desliarse por el rostro de Ximénez que, completamente rota, confesaba que «no tiene fuerzas para tirar de nadie» y que se aproximan días muy duros para ella debido a que no podrá juntarse con su hija y nietos en Navidad. Además, aunque intenta que la enfermedad no esté muy presente en su día a día, en ocasiones siente que va a contrarreloj.

«Tengo que armarme de muchísima fuerza, porque me toca afrontar una Navidad en la que no tengo a nadie, Alba y los niños están confinados. Sé que no despego el pie del acelerador, pero es que tengo un camino muy marcado y todo pasa por estar bien, pero pienso que llevo una bomba dentro del cuerpo y a veces cuesta trabajar» admitía sin poder contener las lágrimas.

Mila Ximénez explicaba que no quiere dar pena y que intenta por todos los medios sacar todas las fuerzas disponibles para afrontar la enfermedad que padece. Sin embargo, el camino es muy largo y la espada que pende sobre ella le hace flaquear. Pero Mila se niega a rendirse y quiere que la guerra con Lydia Lozano llegue a su final: «Quiero disfrutar de los días que vengo y no quiero verte así» le aseguraba a su compañera.

«Quiero ser feliz en lo que me queda de vida»

Ver a Lydia Lozano completamente devastada, hizo reaccionar a Mila Ximénez que no dudó en tenderle la mano a su compañera. A ambas les une una relación profesional de 20 años y no quieren que esa amistad se pierda: «Hoy me ha dado menos rabia verte llorar, me ha dado más sentimientos, me ha parecido un llanto más noble» opinaba la exmujer de Santana.

Para Mila, los momentos de tensión que se viven en 'Sálvame' y que la tienen a ella como protagonista, no le ayudan en su lucha contra el cáncer. En más de una ocasión se ha planteado dejar el programa al pensar que «no me compensa» pero su profesión le apasiona y además la mantiene ocupada permitiéndose un tiempo para no pensar en su enfermedad.

«Quiero ser feliz en lo que me queda de vida. Ser feliz también significa estar bien aquí. Yo no puedo venir a diario y quiero disfrutar los días que pueda venir. Os pediría ayuda en ese sentido también» confesaba la colaboradora abriéndose en canal con el resto de sus compañeros que la escuchaban muy emocionados.

Finalmente, las dos colaboradores fueron un gran ejemplo de comprensión y terminaron firmando la paz. Mila Ximénez y Lydia Lozano decidieron comenzar de cero y dejar las viejas rencillas a un lado:  «No quiero que estés mal, me dijiste empecemos de cero y yo te doy la mano y lo retomo» finalizó la colaboradora.