Mila Ximénez en 'Sálvame'

Mila Ximénez ya está en su casa y Terelu Campos revela cómo se encuentra

Su fiel amiga ha tranquilizado a todos asegurando que se encuentra bien y que solo se ha sometido a unas pruebas

Buenas noticias para Mila Ximénez después de días de preocupación sobre su estado de salud: la colaboradora de Sálvame ha recibido el alta y ya está en casa. Una de sus mejores amigas, Terelu Campos, está pendiente de todo lo que ocurre y ha querido tranquilizar a todos con un mensaje: «Tranquilos, está bien».

Terelu es una de las personas más cercanas a Mila durante todo este duro proceso. Le da ánimos y le ayuda en todo lo que necesita, y tampoco la ha dejado sola cuando el pasado lunes ingresó de nuevo en el hospital. Esto generó todo tipo de especulaciones sobre el estado de salud de la colaboradora, pero Terelu, su fiel compañera, ha aclarado el motivo de su ingreso para tranquilidad de todos: «Han sido unas pruebas».

A pesar de la preocupación que generó el ingreso de Mila, su amiga ha aclarado que fue una hospitalización rutinaria porque «había que pasar una serie de pruebas». De hecho, Mila Ximénez ya se encuentra en casa recuperándose de estas pruebas y ha vuelto a la normalidad, así que por ahora no hay motivo para la preocupación.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

La semana empezó con malas noticias para Mila y su entorno, y que la colaboradora de Telecinco había ingresado en un hospital madrileño por decisión del equipo médico que trata su cáncer de pulmón. La salud de Mila ha sufrido desde entonces alto y bajos, y el ingreso hizo temer lo peor a las personas que siguen su evolución. ¿Había sufrido una recaída? Los rumores y las especulaciones, empezaron a circular.

Máxime cuando hacía sólo unos días, había trascendido el estado de desánimo en el que se encontraba la presentadora y que se planteaba tirar la toalla. Aunque había empezado su lucha contra el cáncer con muchos ánimos y esperanzas, al parecer la enfermedad ha hecho mella en su estado de ánimo y habría perdido las ganas de seguir luchando.

Esto hizo saltar todas las alarmas cuando a principios de esta semana trascendió que había sido hospitalizada. Pero solo fue por unas pruebas médicas, y Mila recibió el alta médica poco después. Una noticia esperanzadora, ya que según fuentes cercanas la presentadora ya está en casa arropada por los suyos y con ganas de seguir luchando.

Arropada por sus compañeros

Desde que Mila fue ingresada en el centro médico madrileño no ha dejado de recibir numerosas muestras de afecto de sus amigos y compañeros. Una de las primeras en hacerle llegar su cariño fue precisamente Carmen Borrego, hija de María Teresa Campos, que le dedicó una fotografía con el siguiente mensaje: «Cuidate mucho y tiene que ser muy fuerte, te mando toda mi energía». También Kiko Hernández, que le mandó «muchísima fuerza» con un tierno mensaje: «Te quiero y no te suelto la mano».

Uno de los apoyos más comentados ha sido el de su compañera en Sálvame, Belén Esteban, que subió una foto de ambas en redes sociales con la canción de Manu Carrasco «Qué bonito es querer». Otra colaboradora de Sálvame, Anabel Pantoja, se sumó a las muestras de cariño, con una foto de ambas durante su participación en GH VIP. 

Luchando contra el cáncer

A Mila Ximénez le diagnosticaron cáncer de pulmón el pasado mes de junio, y desde entonces se encuentra en tratamiento. Los médicos consideraron que para someterse a las nuevas pruebas, era mejor que fuera ingresada en el hospital. Dese el pasado miércoles, la presentadora se encuentra en casa con la paz y el reposo necesarios para hacer frente a la enfermedad y preparar su reincorporación al trabajo. 

El estado de salud de la presentadora sigue siendo grave, pero el hecho de que su ingreso fuera debido a unas pruebas y no a una recaída es ya de por sí una nueva noticia. Ahora habrá que seguir pendientes de la evolución de su enfermedad, mientras la presentadora se sigue recuperando en casa con los suyos.