Mila Ximénez paseando con la mascarilla higiénica

Mila Ximénez reaparce en Sálvame con un aspecto cambiado: 'Si se complica la cosa...'

La colaboradora tiene muy claros los pasos que quiere dar a partir de ahora

Mila Ximénez  ha vuelto hoy a 'Sálvame' después de estar un mes desaparecida por completo de la escena pública. Recordemos que la colaboradora se encuentra tratándose de un cáncer y que le detectaron hace unos meses en plena pandemia. En aquel momento, la colaboradora llevaba unos días sin ir a trabajar, debido a unos fuertes dolores y que se hicieorn visibles en una emisión de 'La última cena', en el que la colaboradora aparecía tumbada en el suelo, intentando calmar un dolor muy fuerte que la envolvía.

Los compañeros de la tertuliana la esperaban con muchas ganas y hoy ha regresado tapada con un pañuelo, simulando ser un testigo protegido del programa, para minutos más tarde, quitarse este complemento y destapar su rostro ante todos sus compañeros de 'Sálvame'. La colaboradora ha vuelto luciendo un pequeño amarillo y con el pelo recogido, con la intención de sincerarse con todos sus compañeros y también con los espectadores del programa.

Mila ha contado que está feliz de volver al programa, pues ha confesado que se ha pasado todo este mes pasado postrada en una cama sin poder moverse y esto la ha machacado por completo. Ahora, recuperando mínimamente sus rutinas, Ximénez vuelve a estar activa y podrá relacionarse con gente, algo que le ha estado imposible debido a la pandemia y al riesgo añadido con el que cuenta por la enfermedad que está atravesando.

La colaboradora se ha abierto en canal y al lado de su buen amigo  Jorge Javier Vázquez, ha querido compartir algunas reflexiones referidas a su enfermedad y que han dejado a todo el mundo alucinado. Mila ha contado que durante estos días ha estado viendo algunos fragmentos del programa de Jordi Évole con Pau Donés y que cuando vio al cantante caminando con los tubos en la nariz, ella dijo en voz alta que así no se iba a ver y que si esto iba a peor, iba a cambiar sus planes de futuro.

Ximénez ha dicho que si la enfermedad empieza a vencerla, va a tomar la difícil decisión de paralizar su tratamiento y empezar a vivir el tiempo que le queden, siendo muy consciente de que quizás este es corto y con muchas cosas aun por hacer. La colaboradora tiene claras sus prioridades y entre estas no se encuentra vivir los efectos de la enfermedad durante mucho tiempo.

La colaboradora ha dicho que si llega el momento en el que le dicen que su tratamiento no está funcionando, quiere dejarlo y no darle una nueva oportunidad. Sabe que esto la colocará en la tesitura de vivir sin ningún tratamiento y que por lo tanto, su vida puede durar menos de lo previsto. Por este motivo, ha dicho que si esto pasa, se irá a vivir a la montaña, trabajará todo lo que pueda para divertirse y estará al lado de su familia hasta que sus condiciones no se lo permitan.

El tratamiento que está hundiendo a Mila

Además de la quimioterapia, Mila ha admitido que está siguiendo un tratamiento muy duro y que la obliga a estar con un gorro a muchos grados bajo cero durante algunas horas al día. Esto sirve para intentar frenar la caída del pelo y para ello tiene que someterse a estos pasos muy duros y que han acabado de des quebrantar la estabilidad de la tertuliana.

Por el momento, Mila no ha contado si su regreso representará su vuelta definitiva al programa o si bien, solamente acudirá a trabajar en momentos puntuales y alternándolo con sus cuidados médicos. Jorge Javier Vázquez, conocedor del estado de salud de su amiga, ha querido quitar hierro al asunto y le ha recomendado a Ximénez que no base su mala experiencia con el primer tratamiento con los que empezará a partir de ahora. Esperemos que todo siga su camino y la colaboradora se recupere muy pronto.