Mila Ximénez con abrigo y gafas de sol

'Mila Ximénez no puede peinarse y le duelen los huesos'

Son las consecuencias del tratamiento que está recibiendo contra el cáncer

Hace algo más de dos semanas que saltaron las alarmas sobre el estado de salud de Mila Ximénez. Fue entonces cuando se daba a conocer que la colaboradora de 'Sálvame' se encontraba ingresada en el Hospital de La Luz de Madrid por culpa del cáncer de pulmón con el que lleva batallando los últimos meses. 

Por suerte, todo quedo en un gran susto, pues a los pocos días recibió el alta y se marchó a casa con aquellos que la quieren, incluida su hija Alba, que se traslada desde Ámsterdam siempre que le es posible. Se confirmó que el ingreso había sido simplemente por precaución, a la espera de recibir unos resultados que finalmente fueron positivos y que dieron un halo de esperanza a todos aquellos que se preocupan por ella y que desean su pronta recuperación. 

Después de unos días de mayor tranquilidad en su casa, este lunes la colaboradora del programa de las tardes de Telecinco se volvió a dejar ver. Y es que una semana más acudió al hospital madrileño a hacerse una revisión. Y un día más fue acompañada de su hermana Concha, que la ayudo a bajarse del coche en el que se trasladaron hasta el centro hospitalario. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

A las dos se las pudo ver a las puertas del mismo, en una imagen que generó cierta preocupación por la salud de Mila, pues se la pudo ver más delgada de lo que es habitual. Pero lejos de lo que pueda transmitir esta imagen, la realidad es que parece que ha sufrido una ligera mejoría gracias al tratamiento experimental al que se está sometiendo para frenar la metástasis del cáncer que padece. 

Aunque eso sí, pese a las buenas noticias recibidas en los últimos días, no hay que olvidar la gravedad de la enfermedad contra la que está luchando. Y es que muchos días se siente agotada y tal como explican sus allegados, le duelen todos los huesos y le cuesta hacer un gesto tan cotidiano como puede ser peinarse ella sola.  «Ha perdido bastante peso, los huesos le duelen mucho, no puede peinarse y le cuesta mucho todo, pero seguro que lo consigue pronto», explica una persona de su entorno, según recoge 'Informalia' 

Mucho más animada después de haberlo pasado muy mal 

Esta misma persona descarta por ahora que su reaparición en 'Sálvame' se pueda producir en breve. «Yo creo que para volver todavía le queda un poquito», explicaba, pues de momento Mila prefiere ir paso a paso, sabiendo que todavía queda mucho por luchar. 

Lo que si confirman los que la conocen es que con el paso de los días se va atreviendo a hacer más cosas. Sus seres queridos la animan a estar más tiempo fuera de la cama e incluso han intentado sacarla a comer, pero de momento Mila se lo toma con calma. Especialmente necesaria está siendo la presencia de su hija Alba a su lado, siempre que sus compromisos profesionales en Holanda le permiten viajar hasta Madrid. 

Ahora mismo, todo parece ir mucho mejor para Mila Ximénez, pese a que ella misma sabe lo dura que la lucha contra una enfermedad contra el cáncer. Parece haber recuperado algunas fuerzas tras vivir momentos muy duros hace algunas semanas: «Una de las últimas sesiones de quimioterapia ha sido muy dura. He estado un mes en la cama. Se ha complicado una de las zonas. Se ha disparado y me hacen un TAC. Después decidiré o no si sigo con el tratamiento porque no quiero seguir viviendo así. No vives. Ha sido horrible, me he asustado. Tengo mucha fuerza para cada vez me cuesta más sacarla».