Mila Ximénez ataca a los que dudan de su enfermedad mostrando secuelas

La colaboradora demuestra que sí que está luchando contra la enfermedad enseñando las marcas que el tratamiento está dejando en su cuerpo

Mila Ximénez enfadada en 'Sálvame'
Mila Ximénez demuestra que sí que lucha contra el cáncer que padece | Mediaset

Mila Ximénez recibió un duro golpe después de que le fuera diagnosticado el cáncer de pulmón que padece. Después del impacto inicial, la colaboradora de 'Sálvame' se tomó unos meses de descanso para comenzar el tratamiento y permaneció todo el verano alejada de la televisión. Su reaparición en septiembre en 'Sábado Deluxe' fue un alivio para sus compañeros  y su vuelta al trabajo quedó envuelta en polémica.

El buen aspecto que lucía Mila fue el tema que circuló sin piedad por las redes sociales donde muchos comenzaron a dudar sobre la existencia de la enfermedad. «Perdón por venir maquillada, perdón porque no se me caiga el pelo» dijo en tono irónico. Lo cierto es que la periodista ha mostrado una fortaleza muy grande y su vuelta a la televisión ha sido un bálsamo para ella. Mila necesitaba volver al trabajo y con ello a la normalidad, mientras sigue su lucha contra el cáncer.

Pero parece que todavía quedan algunas personas escépticas que continúan cuestionando su salud debido a la vitalidad y entereza con la que cada día afronta un nuevo programa. A todos ellos, Mila Ximénez ha mandado un contundente mensaje enseñando las secuelas que el tratamiento le está dejando en su piel.

La colaboradora fue pillada por un periodista de Europa Press mientras estaba dando un paseo por las calles de Madrid y le preguntaró sobre su estado de salud. «Me encuentro muy bien. Esta semana tengo que parar después de la semana de tratamiento» respondió ante el interés del reportero.

Mila Ximénez con mascarilla enseñando su brazo
Mila Ximénez enseña las marcas que la quimioterapia está dejando en su brazo | Europa Press

Acto seguido fue preguntada sobre cómo le sientan las críticas que ha recibido desde que confesó su enfermedad y la incredulidad de algunos que la cuestionan. «¿Te molesta que cuestionen la enfermedad?» quiso saber el reportero, a lo que Mila contestó enseñando el moratón que las vías para ponerle el tratamiento, han dejado en su brazo. Una contundente manera de callar las bocas que siguen sin creerse que esté enferma.

No es la primera vez que Mila se defiende de las críticas. Hace unos días publicó un mensaje en su cuenta de Instagram dedicado a todos sus haters. «No me hacen daño los que ponen en duda mi enfermedad. Lo único que me lesionaría es que me borraran la sonrisa y las ganas de lucha. Eso sería regalarle mis fuerzas. Y ese es mi tesoro» escribía junto a una foto en blanco u negro donde la vemos con mascarilla.


Comentarios

envía el comentario