Mila Ximénez paseando con la mascarilla higiénica

Mila Ximénez detalla por primera vez su esperanza de vida

La colaboradora concedió una de sus entrevistas más sinceras a María Patiño en el espacio nocturno de 'Socialité'

Mila Ximénez fue una de las invitadas de excepción en el espacio nocturno de 'Socialité'. La colaboradora de 'Sálvame' acudía el pasado lunes, 14 de diciembre, al programa que presenta su gran amiga, María Patiño, para conceder una de sus entrevistas más sinceras. La exmujer de Manolo Santana contó en directo cómo está viviendo su lucha contra el cáncer de pulmón que le diagnosticaron el pasado verano y dejó sin palabras a una Patiño visiblemente emocionada.

No es la primera vez que oímos como Mila Ximénez relata uno de los peores momentos que le ha tocado pasar y cómo, a pesar de sus esfuerzos, la enfermedad ha terminado afectando a su trabajo. La colaboradora regresó en septiembre a 'Sálvame' dispuesta a intentar normalizar su situación, pero es evidente que ha terminado condicionándola.

«Soy otra persona»

En las últimas semanas hemos podido ver a una Mila Ximénez muy guerrera en el programa presentado por Jorge Javier Vázquez. Su enfrentamiento con Lydia Lozano fue la gota que colmó el vaso y la colaboradora no pudo evitar venirse abajo. Durante la entrevista con María Patiño, Ximénez confesó que no está bien.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

«He pasado un tiempo donde he petado, donde la cabeza me ha dicho si todo esto merece la pena. Hace un tiempo me preguntaron si he aceptado la enfermedad, dije que el tratamiento sí y la enfermedad no. Ahora acepto la enfermedad, pero el tratamiento no» explicaba al tiempo que añadía: «Ahora entiendo que soy otra persona».

Ante las demoledoras declaraciones de Mila, María Patiño intentó animarla, pero no fue suficiente para consolar a su amiga: «Tengo que reunirme conmigo misma un día y entender que somos dos: mi enfermedad y yo. Ahora solo hablo del tratamiento, de la enfermedad. Ya no sé de qué hablaba antes. Ahora va todo de la enfermedad» decía afectada. Aunque reconoció no pasar por su mejor momento, Mila tiene claro que no quiere rendirse.

«Tengo que remontar y hacer una vida normal, que no la estoy haciendo. Tengo muchos miedos, a salir sola, a hacer la compra, pero tengo que cambiar» contaba convencida de que seguirá luchando.

Una mala jugada del destino

Sin duda no ha sido un buen año para Mila Ximénez. Durante el confinamiento, la colaboradora de 'Sálvame' lo pasó excesivamente mal. Mila no llevó bien el pasar tanto tiempo en su casa sin poder ver a nadie y no pensó que las cosas se fueran a complicar: «Llevo mucho tiempo confinada. Salí de la casa de 'GH', que no fue fácil, cuando salí fue el confinamiento, después tuve el herpes zoster que es un dolor muy complicado y, cuando creía que las cosas volvían a la normalidad, me diagnosticaron el tumor, el cáncer» explicaba.

«Esto que me ha pasado es una gran putada. Ya tenía edad de descansar y disfrutar, y que en este momento tenga este parón me ha parecido una jugarreta del destino muy cabrona. Estoy muy cabreada con esto. Lo único que espero es ganarle la batalla sacándole fuerzas de donde no la tengo» contaba muy enfadada con la vida.

La brutal reflexión de Mila Ximénez

Durante la entrevista, Mila Ximénez fue clara y rotunda como solo ella sabe serlo, y hubo un momento concreto que dejó a María Patiño impactada y sin palabras. La colaboradora de 'Sálvame' recordaba una conversación que tuvo con su hija Alba, donde esta le confesó que lo que más le preocupara no era su enfermedad sino «mi cabeza», y Mila le dio la razón.

«Me da  muchas vueltas la cabeza. Prefiero calidad de vida, esto que voy a decir es una barbaridad, pero prefiero una vida más corta pero más vida. Con más calidad de vida» dijo Ximénez de manera rotunda.

María Patiño no sabía cómo responder a la reflexión tan dura de su amiga y le confesó que en ocasiones parece que a Mila le cuesta que la gente la quiera. Unas palabras que la colaboradora respondió confesando que lo que le ocurre es que no quiere ser una carga para nadie. «No, no quiero producir ni pena ni una atención exagerada. Esto no es una gripe, que es una semana mal, yo lo que os digo siempre es que es un proceso muy largo y lo sé porque me lo han dicho» concluía.