Mila Ximénez, emocionada, se lleva una mano a los ojos

Mila Ximénez rompe el silencio: 'Es lo mejor que he recibido'

La colaboradora habla, por primera vez, desde que se retiró de la televisión para luchar contra el cáncer

La vida de Mila Ximénez ha cambiado para siempre. Hace un año que tiene que luchar contra un poderoso enemigo que asfixia su paz interior: el cáncer. Desde el primer momento, se ha enfrentado a él con una valentía ejemplar y, poco a poco, está consiguiendo derrotarlo.  

En una de sus entrevistas, confesó que había estado a punto de tirar la toalla. Pero, antes de comenzar la guerra, le juró a su hija que saldría victoriosa, y «todo lo que le prometo a Alba lo cumplo».

La joven se ha convertido en la excusa perfecta de su madre para seguir adelante. Vive en Ámsterdam, pero pasa largas temporadas junto a ella, y está muy pendiente de su tratamiento.  

Un equipo de reporteros publicó unas fotografías de Mila en una actitud bastante preocupante. Apenas podía caminar, y su aspecto físico estaba muy desmejorado. Por fortuna, todo era una falsa alarma.

Manolo Ximénez, hermano y mano derecha de la tertuliana, habló con la revista 'Jaleos' para desmentir los rumores: «está siguiendo su tratamiento y, gracias a Dios, mejorando, pero aún será largo». 

Recientemente, ha sido la propia colaboradora quien ha roto su silencio. Lleva varios meses alejada de la televisión. Jorge Javier Vázquez, que es íntimo amigo suyo, aseguró que estaba deseando volver. Pero, sigue estando muy débil y, por el momento, debe guardar reposo absoluto.  

Desde que decidió retirarse, únicamente se ha manifestado para apoyar a una de sus mejores compañeras: Belén Esteban. La princesa del pueblo ha lanzado al mercado una línea de productos de alimentación, y la sevillana ha compartido con sus seguidores una publicación para promocionar este negocio.  

Muchos medios de comunicación se hicieron eco de este gesto. Pero, ha sido el periodista Saúl Ortiz el único que ha podido hablar con ella. «Estar cuidada, y protegida por los míos, es el mejor regalo que he recibido de esta enfermedad. Tengo docenas de manos que no me sueltan», comenta la exmujer de Manolo Santana.  

Hace unos años, Mila tenía una relación muy complicada con Saúl Ortiz. Pero, el cáncer le ha reconciliado con todos sus detractores. Es consciente de que, toda su energía, debe estar concentrada en el mismo objetivo. Así que, se ha negado a perder el tiempo alimentando viejos rencores.  

¿Cuándo regresará la tertuliana a Telecinco? 

Es la primera vez que la colaboradora se sincera sobre su infierno durante su exilio voluntario. Durante los meses que ha decidido permanecer alejada de los focos, solo tiene contacto con su entorno familiar, y con algunos de sus compañeros de 'Sálvame'.  

Sus declaraciones suponen un regalo para todos ellos. Es una forma de agradecerles el cariño que está recibiendo. Pues, de no sentirse tan querida, jamás podría haber superado el bache. Jorge Javier asegura que falta muy poco tiempo para volver a verla. «He hablado con ella, y está estupenda», comentó una tarde.  

Una de las personas que más está siguiendo de cerca el tratamiento de Mila es Belén Rodríguez. De hecho, aparecía en las últimas imágenes que salieron publicadas. Se conocen desde hace mucho tiempo, y tienen tanta confianza que, la sevillana, habló con sus jefes para convencerlos de que contratan a su amiga.  

La trayectoria mediática de la madre de Alba Santana se caracteriza por la sinceridad. Anunció su enfermedad con mucha esperanza, pero llegó un momento en el que sus fuerzas se fueron apagando. «Prefiero una vida más corta. Quiero vivir con calidad de vida», declaró en su programa.  

Estas palabras fueron un golpe muy duro para todo su entorno. Belén Rodríguez, alarmada, no tardó en ponerse en contacto con ella. Y, desde ese momento, no le ha dejado sola nunca. La tertuliana está intentando que Ximénez lleve una rutina normal. Por ese motivo, unos fotógrafos las pillaron comiendo en un restaurante madrileño. ¿Echará en falta el apoyo de algún otro colaborador de Telecinco