Primer plano de Marta López Gil con el pelo liso y mientras está hablando con alguien en la calle

Marta López se defiende tras ser denunciada: 'No me ha condenado nadie todavía'

La colaboradora podría enfrentarse a una sanción por publicidad ilícita en sus redes sociales

Marta López vuelve a estar de nuevo en el candelero mediático. Este año se está tornando complicado para la colaboradora de 'Sálvame' tras ser denunciada por una oenegé que vela por la seguridad de los consumidores. La colaboradora del programa de Telecinco ha expandido sus vías de financiación. En esta tesitura, ha encontrado en el mundo de los 'influencer' un buen negocio para incrementar sus ingresos mensuales. En cambio, esto tampoco ha estado exento de polémica para la tertuliana. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

 

Esta semana, Manuel Frigenti denunciaba públicamente a su compañera en el plató del magazine semanal de tardes de Telecinco por convertir su perfil de Instagram en una «teletienda» que vende productos a precios superiores que otras tiendas de internet. 

 

 

Manuel Frigenti destapó la liebre. Además, el colaborador vaticinó en 'Sálvame' que una reconocida entidad iba a denunciar a su compañera, junto con otras influencers, ante el Ministerio de Consumo por presunta publicidad ilícita.  Y así fue. FACUA, una oenegé española comprometida con los derechos de los consumidores, ha interpuesto una demanda contra Marta López. En concreto, por promocionar un producto del que Marta es imagen y que lo anuncia en sus redes sociales. 

 

 

Se trata de unas tiras de blanqueamiento dental que, según FACUA, deberían contener un químico especial para blanquear los dientes. Pero, por el contrario, estas bandas milagrosas que anuncia Marta López no contienen el susodicho, motivo por el cual la oenegé ha interpuesto la demanda.

 

Marta López se enfrenta a la polémica y da la cara

El programa de 'Ya es mediodía' quiso conocer la versión de Marta tras conocer este suceso. La colaboradora le explicó a Sonsoles Ónega, con cautela y humildad, qué es exactamente lo que ha sucedido. 

 

«A mí, me denuncia FACUA, que es una organización. No es el Estado ni Consumo ni nadie. Lo han hecho por esas tiras que, al poner que son blanqueadoras, supuestamente tiene que llevar un producto que se utiliza en clínicas dentales, y el producto no lo tiene. Puede ser, pero no porque yo lo haya dicho, si no que en la página web lo diría», aclaró Marta. 

 

No obstante, por ahora todo está en trámites. «Hay que ver si me repercute a mí. Ahora tienen que ver si aceptan [a trámite la denuncia]. Y si lo aceptan, a ver si es verdad lo que están diciendo», alegó la colaboradora. A pesar de que FACUA ha denunciado a la influencer, ella ha encajado perfectamente esta demanda y ha defendido la actuación de organizaciones como FACUA que ponen en entredicho y denuncian a productos cuya comercialización sería dudosa. 

 

«Me parece fenomenal lo que han hecho y si hay algún producto que no se pueda vender que no lo dejen ni siquiera ni en España. ¿Por qué dejan vender este producto en España? ¿Por qué se pueden comercializar?», se cuestionó. Marta está entre la espada y la pared, esperando a que el Ministerio de Consumo clarifique la situación y si se van a tomar medidas legales contra ella. En cambio, la cacereña tampoco se resta su parte de culpa y asume las consecuencias a las que se tenga que enfrentar por ello.  

 

«Si realmente he hecho algo mal, no volveré a hacerlo y pediré disculpas. Y si tengo que pagar una multa, pues se pagará y ya está. No puedes ir en contra del mundo y nunca dejas de aprender», dijo. «Si me viene Consumo y me dice: 'Mire usted, esto no se hace más'. Oye, pediré disculpas y ya está», añadió. A pesar de todo el revuelo, Marta ha dado un golpe en la mesa y ha dejado las cosas claras: «a mí no me ha condenado todavía nadie».