Maria Patiño posando en el plató de 'Socialité'

Maria Patiño se abre con Kiko Rivera confesando qué le da miedo de Jorge Javier

María Patiño y Kiko Rivera superan el pasado. La periodista se sincera con el dj y desvela uno de sus mayores secretos: lo que le da miedo de Jorge Javier Vázquez.

María Patiño y Kiko Rivera han limado sus perezas. La periodista ha dejado atrás las duras palabras que el hijo de Isabel Pantoja, años atrás, tuvo contra la periodista en una entrevista concedida a Gustavo en el año 2006 y que, por supuesto, no le sentaron muy bien a esta.

Lo cierto es que no la dejaban en muy buen lugar. Kiko Rivera descalificó de manera demoledora a la periodista tanto en el terreno personal como profesional.

«Es tonta y fea, es una mujer cap***, la veo una persona tan estúpida y tan poca cosa», atacó el hermano de Chabelita a la colaboradora. 

Sin embargo, parece que María Patiño ha sabido dejar el pasado atrás, no tener en cuenta el relato de Kiko propiciado en uno de sus peores momentos y aceptar el perdón de Kiko. Tan es así que la periodista se ha confesado con el hijo de la tonadillera sobre uno de sus miedos. 

El primer paso en este nuevo rumbo de la relación entre la periodista y el marido de Irene Rosales ha comenzado por la invitación de Kiko a María a su canal de Twich. 

La colaboradora de Telecinco ha sucumbido a la petición del cantante y le ha concedido una entrevista para su espacio 'En casa con Kiko'. En el transcurso de la misma, a ambos se les ha visto muy cómodos hablando sobre sus vidas e, incluso, bromeando. 

El buen rollo entre ellos y el clima de confianza han dado pie a que María Patiño desvele algunos de sus secretos, a pesar de que ella es muy reservada en cuanto a su vida privada se refiere. 

La periodista ha confesado que teme discutir con Jorge Javier Vázquez porque los dos tienen un carácter muy fuerte y ella, personalmente, es muy rencorosa. «A mi me da miedo discutir con Jorge porque somos muy iguales, y si me hieren me cuesta dar un paso adelante», afirmó.

De hecho, la gallega y el colaborador ya tuvieron un encontronazo que les condujo a estar dos años sin cruzar palabra. Y no porque Jorge Javier no lo intentara sino porque María Patiño no olvida fácilmente. 

«Estuvimos casi dos años sin hablarnos, él me llamaba y yo no le cogía el teléfono pero es una persona muy importante en mi vida, me ayuda todos los días», aseguró la colaboradora.

«Yo a la gente que quiero la quiero en exceso y si él me decía algo, me lo creía total», añadía. 

Resulta que Jorge Javier y María habían sido compañeros de piso. La gallega confesó un momento anecdótico en el que ella al principio de su relación de amistad con el empresario teatral, dudaba de su homosexualidad. «Yo no me creía que él fuera gay», objetaba. 

María le da un consejo a Kiko, pero este lo tiene muy claro

La presentadora de 'Socialité' ha aprovechado esta entrevista y el buen 'feeling' con Kiko Rivera para conversar sobre el tema estrella que durante meses ha copado la actualidad mediática: el culebrón de la familia Pantoja

Por un lado, María ha confesado que entiende la actitud de Kiko con su madre, pero aun así le ha dado un consejo. Ella en lugar del DJ no habría actuado del mismo modo, sino que se habría acercado más a su madre. 

«Hay gente que es incapacitada emocional, creo que se está muriendo en vida porque es incapaz de decir 'te quiero' y 'te necesito'. Si le pasa algo a tu madre, el dolor que vas a sentir toda tu vida no te lo vas a quitar el resto de tu vida», le aseguró María. 

En cambio, Kiko tiene claro que la situación que está atravesando a día de hoy Isabel Pantoja no tiene nada que ver con venir mal dadas.

Por el contrario, para su hijo, la cantante se lo ha ganado a pulso. «Creo que mi madre está pagando todo lo que ha hecho durante su vida», ha sentenciado. 

María Patiño se siente identificada con Kiko Rivera

La periodista ha asegurado que su vida no siempre ha sido un camino de rosas con mucho éxito profesional y personal. Ella también ha pasado penurias en el pasado al igual que Kiko Rivera, según ha contado ella misma. 

«He pasado momentos muy jodidos y no me he permitido estar triste. Yo he pasado momentos malos económicamente hablando, momentos de no tener un duro», relató. Además, en su juventud, acudió a la televisión para encontrar novio. 

A día de hoy, su mayor sueño es «vivir en Fuerteventura, rodeada de perros y con el pelo lleno de canas», le ha contado a Kiko. 

El cantante ha logrado que con su carácter bonachón la periodista más celosa de su intimidad se haya abierto con él en su canal y, por extensión con todos los espectadores.

Parece que los dos comienzan una nueva etapa con una bonita relación donde las tiranteces entre ellos ya son cosas de la historia.