Gustavo González en un plató de Telecinco junta a su pareja María Lapiedra

María Lapiedra ataca sin piedad a los hijos de Gustavo González «Que se j*dan»

La pareja del colaborador vuelve a complicar la relación entre padre e hijos

En  'Sálvame'  hay tramas que nunca mueren y que cuando dejan de salir en pantalla no es porque ya no interesan, simplemente es porque merecen reposar para volver con más fuerza. Sin lugar a duda una de las tramas más célebres del programa de Telecinco fue cuando se descubrió la doble vida de Gustavo González y que durante ocho años alternó su matrimonio con una relación secreta con la actriz María Lapiedra. En ese momento el colaborador empezó a contar en televisión con pelos y señales como se estaba separando y como empezaba una nueva vida con la catalana.

La relación, ya fuera del armario, estuvo protagonizada por grandes broncas en directo, pues mientras Gustavo intentaba apaciguar la relación con su exmujer, su novia seguía echando palos a la hoguera y cada vez la relación familiar era más tensa, hasta lograr que el colaborador perdiese todo tipo de contacto con sus hijos, los mismos que consideraban que su padre les había estado mintiendo durante años y que además, ahora su nueva novia los estaba exponiendo en televisión y no estaba respetando a la madre de los niños.

La prueba de que Gustavo se estaba equivocando la vimos cuando las propias amigas del colaborador en 'Sálvame', Gema López y María Patiño, lo dejaron de defender y se posicionaron del lado de su exmujer, considerando que era la verdadera víctima de toda esa trama y que se estaba llevando por delante a toda una familia. Finalmente, María Lapiedra dejó la televisión y desapareció del foco mediático hasta que esta semana ha vuelto por todo lo alto.

Sin venir a cuento, María contactaba con un redactor del programa de las tardes y decía libremente que su novio Gustavo había sido un cobarde y que si no les hubiese escondido durante tantos años a su hijo la relación, quizás estos ahora sí que le hablarían. De nuevo la catalana volvía a referirse a unos niños que no la tragan y que han pedido por activa y por pasiva que no se les nombre en televisión, algo que desoye Lapiedra y que incluso llega a decirle al redactor del programa que si a los hijos de Gustavo no les gusta lo que está diciendo que se tendrán que joder.

Ante esto, Gustavo se muestra molesto por como María vuelve a sacar a la luz el tema de sus hijos en un momento en el que parecía que los estaba volviendo a recuperar, pero sin embargo, no se le ve muy enfadado pues justificaba una vez más a María diciendo que quién está actuando así es la televisiva y que busca hacer espectáculo en televisión. Sea como sea cuesta mucho entender el posicionamiento del colaborador y que no es capaz de hacer que su actual pareja respete su pasado, algo que lo pone en evidencia y le complica mucho poder recuperar a sus hijos.

El insulto de los hijos de Gustavo a María

María se ha querido defender y se niega a quedar como la mala de la película. Por este motivo ha querido recordar que si no tiene buena relación con los hijos de Gustavo es porque estos la insultaron y le dijeron hija de p*ta. Algo que González no quería que se contase, pero que se ha acabado revelando bajo la insistencia de Lapiedra. Por otro lado, ella ha dicho que si la llaman de la televisión tiene que coger el teléfono por qué si no llegará un día que no la llamaran más y perderá oportunidades laborales.

Con esto deja más que claro que seguirá apretando a Gustavo y que hará lo que sea para hacer televisión, aunque esto le suponga un serio problema a su pareja.