Lydia Lozano en el photocall de una obra de teatro

Lydia Lozano pierde los amigos de Sálvame y levanta envidias: «Se cree presentadora»

Muchas de sus compañeras se habrían quejado de los aires de grandeza que tiene

Lydia Lozano es considerada una de los miembros fundadores de  'Sálvame'. Este distintivo que tienen solamente los colaboradores que están des del primer día del programa. Entre ellos se encuentran Belén Esteban, Kiko Hernández o Mila Ximénez y otros que ya no están.

Sin embargo, este prestigio no le sirve para parar los golpes y en las últimas horas la colaboradora ha tenido que ver como se desvanecía frente a ella su popularidad. La canaria fue víctima ayer de una trampa por parte del equipo del programa.

Aprovecharon una actuación musical para demostrar que la colaboradora tiene libertad de movimiento total y que la operación que sufrió hace unos meses ya no le impide moverse. Un hecho que sería una celebración si no fuese por los privilegios que esto ocasionaba.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Ayer se contó que Lydia había vuelto al programa con la condición de tener maquillador y peluquero, un privilegio que en tiempos de pandemia solamente está al alcance de los presentadores. Pero ahora que han visto que puede bailar, consideran que también se puede peinar.

Y por esto, ayer mismo le comunicaron que a partir de hoy sería ella misma quien debería de apañárselas para arreglarse antes de cada programa. Un trabajo que según ella le ocupa un total de dos horas al día.

Sin embargo, lo que tenía que parecer el fin de unos privilegios concretos, ha acabado sacando a la luz un importante problema de celos. Según contó Jorge Javier Vázquez y gracias a la información que le proporcionó la dirección, hay quejas.

Varias colaboradoras del programa se habrían quejado en repetidas ocasiones por el trato de favor que recibe Lozano tarde tras tarde. Algo que según parece, no parece justo al resto de trabajadores del programa.

Por lo visto, algunas colaboradoras se habrían cansado ya de ver como Lydia se pasea por los pasillos como si fuese la estrella absoluta de la cadena privada. Algo que la estaría alejando del resto de compañeras que incluso habrían llegado a decir que actúa como si fuese una presentadora al uso.

Por su lado, Lydia afirma que la perdida de estos privilegios para ella son un auténtico terror y afirma que no sabe como se las apañará a partir de ahora. En referencia al trato con sus compañeras, afirmó que estaba muy tranquila, pero todos sabemos que no es así.

La canaria es muy perfeccionista y le gusta tener siempre las situaciones controladas. Algo que es totalmente imposible si tenemos en cuenta el run run que circula ahora sobre ella por los pasillos de Mediaset España.

Las sospechosas

Ayer el programa no quiso dar el nombre de las colaboradoras que sentirían envidia por el trato que se le da a Lydia. Pero hoy seguramente sí que se destapen nuevos datos sobre esta trepidante trama.

Sin embargo, sí que se especularon con dos nombres. El primero es el de la catalana Laura Fa y que como es habitual, tiene una guerra abierta con Lydia. Algo que se podría acentuar con la aparición de esta nueva problemática.

El otro nombre que hay sobre la mesa es el de Marta López. Recordemos que ella ha sido durante mucho tiempo una de las principales rivales de Lozano en el plató. Las dos se disputaron durante meses el puesto de mejor amiga de Kiko Hernández.

Una batalla que acabó ganando Marta López con creces. Pues el propio Kiko confesó públicamente que ella era su mejor amiga, mientras que Lydia habría sido una persona importante para él, pero que ahora, ya no ocupa este prestigioso lugar en su corazón.

En televisión todo cambia y todo puede pasar. Veremos como acaba la cadena de privilegios del programa más seguido de Mediaset.