Lydia Lozano en el photocall de una obra de teatro

Lydia Lozano deja tocado a Sálvame: 'lo que viene ahora será muy complicado'

A la colaboradora le quedan días duros tras su operación de cervicales

El pasado lunes Lydia Lozano confesó en directo que el martes iba a ser intervenida de una operación urgente. La colaboradora de 'Sálvame' estará ausente unos días hasta que finalmente su recuperación sea completa. La operación de cervicales a la que se sometió fue mucho más complicada de lo que se esperaba, pero afortunadamente todo acabó saliendo bien.

Lydia todavía se encuentra ingresada en el hospital, pero intervino por teléfono en el programa presentado por Jorge Javier Vázquez para explicar cómo se encuentra. Minutos antes, sus compañeros Kiko Hernández y María Patiño contaron que habían intercambiado mensajes con ella y que la notaron algo más tranquila.

Lydia Lozano da la última hora sobre su estado de salud

Hace unos cuantos meses, la colaboradora comenzó a notar insensibilidad en una de sus manos hasta el punto de no poder peinarse o realizar tareas cuotidianas. Le comentaron que podía deberse a problemas en la médula y no dudó en acudir al médico para salir de dudas. Efectivamente, las cervicales estaban aplastando la médula y debían operarla de urgencias.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Lydia Lozano recibió la noticia muy preocupada —es muy aprensiva y siente pavor por los hospitales— pero decidió poner solución a su problema. Lo que parecía una intervención sencilla, acabó complicándose: «Cuando han ido a intervenir, todo estaba bastante peor de lo que se esperaban» afirmaron sus compañeros de 'Sálvame'.

Tras la operación, ha sido la propia periodista la que entraba en directo para explicar cómo se encontraba. Algo más tranquila pero todavía bajo los efectos de la anestesia, Lydia se ha dirigido a sus compañeros: «Me imagino que cuando me quiten la medicación voy a encontrarme con muchos dolores. Es que me he enterado de toda la operación. He visto el antes y el después en las radiografías y es que es tremendo cómo estaba» ha contado.

La noche después de la intervención, la colaboradora lo pasó francamente mal. Todavía sigue sintiendo un hormigueo en las manos, pero confía en que se pasará pronto: «Tenía la espalda destrozada y me han preguntado cómo es que he aguantado tanto así. Mis cervicales estaban todas pegadas y me han metido cosas entre cervical y cervical. Me han metido centímetro y medio más».

Una larga recuperación por delante

Si hay algo que caracteriza a Lydia Lozano es que no hay nada que le frene a la hora de trabajar. En una ocasión fue a 'Sálvame' incluso con una costilla rota. Así pues, lo que más desea es poder tener la suficiente fuerza para regresar, pero todavía tendrá que esperar un poco pues le quedan días de recuperación.

«En la recuperación voy a sentir dolores seguro. Me han dicho que puedo hacer mi vida normal, que camine todos los días media hora, que me mueva y que sobre todo no coja nada de peso. En cuanto pueda, vuelvo, para estar sentada en mi casa, estoy allí» aseguraba con ganas de volver.

Además la periodista ha explicado que la recuperación será en su casa, algo que le ha alegrado bastante teniendo en cuenta su pánico a los hospitales: «Tienen que ver esta noche mi evolución y la recuperación será en casa porque por el Covid no quieren que haya gente en el hospital».

Un centímetro y medio más alta

Sus compañeros de 'Sálvame' escuchaban con atención las palabras de su compañera y no querían dejar escapar la ocasión para bromear con ella y así darle ánimos. Lydia explicaba que «me han puesto cosas entre cervical y cervical» y como consecuencia «me han estirado 1,5 cm», por lo que ahora mide algo más que antes.

En este sentido, María Patiño comentó: «Lydia, eres más alta» y su compañera respondió con risas. A pesar de que han sido muchas las ocasiones en que la colaboradora ha terminado llorando tras algunos enfrentamientos con sus compañeros, está claro que en cuánto necesita del apoyo y el cariño de los colaboradores, estos no la dejan sola.