Lydia Lozano anuncia entre lágrimas que va a querellarse contra Antonio Montero

Montero tendrá que demostrar que Lydia Lozano tiene algo que ver con el reparto de la herencia de Camilo Sesto

Lydia Lozano y Antonio Montero
La relación entre los colaboradores no está pasando su mejor momento | Telecinco

Una sesión de poligrafía ha vuelto a dinamitar la relación profesional entre Lydia Lozano y Antonio Montero. Seguramente recordaréis cuando Lydia Lozanolloraba desde su casa cuando Antonio Montero la acusaba presuntamente de haberse quedado con una parte de la herencia del cantante Camilo Sesto. Esto hundió a la colaboradora que anunció medidas legales contra su compañero, algo que no acabo llevando a cabo al considerar que quizás era considerado.

Todo empezó cuando se contó que Lydia había puesto en contacto al hijo de Camilo Sesto con unos abogados que aceptaron representarlo con la herencia que iba a recibir de su padre a cambio de un porcentaje de este montante, un tanto que ha acabado siendo mucho superior a lo que se creía y que ha hecho saltar todas las alarmas. La colaboradora que se desentiende de esta comisión, se hartó de decir que ella fue una simple mediadora, algo que no apoyaba la madre de Camilo Blanes y que no dudaba en acusar a la colaboradora de 'Sálvame' de haberse quedado con una mordida.

El tema quedó cerrado y no se ha vuelto a hablar de ello hasta la tarde de hoy. 'Sálvame'decidía someter a un polígrafo a los dos protagonistas para conocer el motivo de la enemistad entre ambos, algo que no ha servido para calmar las aguas y ha acabado saltando todo por los aires. Tanto es así, que Lydia ha acabado anunciando que iba a reactivar las medidas legales contra su compañero.

Lydia se verá las caras con Montero en los tribunales

Una de las preguntas del polígrafo era para Montero y le preguntaban si creía que su compañera estaba implicada en el porcentaje que iba a perder Camilo Blanes de la herencia de su padre. Montero respondía que si y el polígrafo lo corroboraba. Lydia al instante empezaba a llorar y decía que se había creído cuando su compañero le dijo que creía que no tenía que ver pero según parece, no sería lo mismo lo que cree Montero con lo que dice delante de cámaras. Ahora, a la vuelta de las vacaciones, Lydia preparará la demanda con sus abogados y que la llevará a verse en los tribunales con su compañero de plató.


Comentarios

envía el comentario