Lydia Lozano en 'Sálvame'

Lydia Lozano al borde de dejar 'Sálvame': «Estoy harta del trato que me dais»

La colaboradora ha sido víctima de una importante emboscada

La tarde transcurría en  'Sálvame' con total normalidad cuando de golpe, Paz Padilla  ha querido meter el dedo en la llaga. La presentadora antes de ir a publicidad le ha preguntado a Lydia Lozano que le pasaba. Esta ha dicho que nada y que estaba perfectamente bien.

Sin embargo, la respuesta no ha convencido a la presentadora y ha insistido diciendo que los directores no le contaban lo mismo. Padilla ha afirmado que sus jefes le estaban comunicando que la reunión previa al programa ha sido especialmente movida y que no ha jugado a favor de Lydia.

Ante esto, Lozano ha dicho que ella no iba a hablar y ni mucho menos para sacar a la luz algo que ha ocurrido detrás de las cámaras. Algo que bajo su criterio forma parte de su intimidad y no debería de ser utilizado para hacer televisión. Sin embargo, ha invitado a la presentadora a que lo contase ella si quería lo que había ocurrido.

De hacerlo, la canaria ha dicho que si se contaba ella no iba a abrir la boca y no iba a participar en este espectáculo. Seguidamente Paz ha contado que en la reunión Lydia y Kiko Hernández  han protagonizado una importante discusión y que ha acabado con descalificaciones. Según se ha podido saber, Kiko habría mandado a Lydia a freír espárragos utilizando términos mucho más fuertes.

Todo esto habría sido empujado porque el colaborador habría sentido que ayer Lydia no lo apoyó en plató, a pesar de la amistad de muchos años que tienen. Por su lado, Lydia ha opinado que su compañero no podía acusarla sin haber visto por sus propios ojos lo que ocurrió. Aún así, la disputa ya estaba asegurada.

La colaboradora ha salido llorando del plató y se ha escondido detrás de unas cajas para no ser grabada. Una jugada que le ha salido muy mal, debido a que una cámara ha salido detrás de ella para que los espectadores no se perdiesen nada.  David Valldeperas, director de 'Sálvame' y Belén Esteban han salido corriendo detrás de Lozano para intentar tranquilizarla, pero esta no ha recibido bien el apoyo.

Lydia era consciente de que tener detrás a su jefe, suponía explícitamente que los estuviesen grabando. Saltándose de nuevo la privacidad que lleva suplicando hace horas. Ante esto, ha afirmado que si esto seguía así se quitaba el micrófono y se iba a su casa.

Seguidamente el programa ha ido a publicidad y a la vuelta hemos podido vivir el desenlace de esta historia. La colaboradora ha vuelto más relajada y ya sin lágrimas en sus ojos. Esto nos ha hecho presagiar que los responsables del programa se han puesto de su lado y así ha sido. Para calmar a Lozano, David Valldeperas ha realizado una regañina a Hernández y que este no esperaba.

Kiko ha tenido que pedir perdón

Los responsables del programa han revelado que existe un acuerdo reciente ente los colaboradores. Este consiste en que no se pueden superar ciertos límites. Los mismos que dificultan el trabajo y crean un muy mal clima entre los miembros del equipo.

Por este motivo, han pedido a Kiko Hernández que pida perdón por su actitud. Sin embargo, sus disculpas se han entendido como una broma porque lo ha hecho en un tono irónico y sin mostrar el más mínimo arrepentimiento por lo ocurrido. 

Además, parecía que Hernández estaba muy molesto con sus directores. Pues en directo los ha acusado de ser ellos los que le dicen por escucha interna lo que tiene que decir, para que su compañera salte y luego piden que se respeten.