Kiko Rivera se abre en canal para contar sus infidelidades: 'El único culpable soy yo'

Lo ha confesado todo en 'Sábado Deluxe'

Kiko Rivera en el plató de Gran Hermano a punto de escuchar el resultado de las votaciones
Kiko Rivera ha reconocido una infidelidad a su esposa | GTRES

Kiko Rivera no atraviesa un buen momento. Así, además de quedarse sin trabajo como comentarista deportivo en la radio, tiene su discoteca cerrada por el coronavirus y tampoco cuenta con actuaciones. No obstante, por si fuera poco, ahora se han desvelado unas supuestas infidelidades que habría cometido con tres mujeres diferentes. Nos estamos refiriendo a su ex novia Techi, a su ex pareja Chabeli y a una camarera llamada Alicia.

Ante esos rumores desvelados en 'Sálvame', el hijo de la tonadillera no dudó en llamar al programa de Telecinco. Lo hizo para reconocer que algo había de cierto en aquellos, pero no todo lo que se decía. Por eso, para poder zanjarlos, anoche decidió sentirse en el plató de 'Sábado Deluxe' y contar toda la verdad al respecto.

La confesión de Kiko

El cantante y dj nada más comenzar la entrevista quiso dejar claro el porqué había accedido a acudir al programa. Y lo hizo diciendo: «Vengo a zanjar el tema y a darle a mi mujer su lugar, el que se merece, porque con ella las cosas están bien». Una esposa la suya, Irene Rosales, que precisamente por la tarde en 'Viva la vida' reconoció que los rumores no le afectan.

Tras esas primeras palabras, Kiko Rivera fue directo al tema de sus supuestas deslealtades. Así, expuso que «hay cosas que son mentira y otras que son verdad, pero ya forman parte del pasado. He cometido muchos errores en mi vida y este es uno más. Lo de Techi es mentira, lo de Chabeli igual, pero lo de Alicia sí es cierto».

Tras reconocer esa infidelidad, el hijo de Isabel Pantoja no dudó en explicar qué había habido entre él y la citada camarera. En ese sentido, dijo que «no he tenido nada con ella, pero me pilló en un momento en el que no estaba bien con Irene. Tonteé con ella».

Ahondando en lo sucedido, expuso que Alicia era camarera de su discoteca en Sevilla y en la noche de fin de año salieron a fumar fuera del local. Estuvieron hablando un rato, ella tenía frío y él le dejó su chaqueta y ya está. Sin embargo, al día siguiente ella le mandó un mensaje al WhatsApp y ahí comenzó el tonteo. Un tonteo que, según dejó claro, solo fue por móvil. Es decir, que jamás se vieron ni quedaron en persona, por lo que ese flirteo no fue a más.

El arrepentimiento de Kiko

El entrevistado reconoció que su flirteo con la joven sucedió en un momento en el que él y su esposa atravesaban un bache. Asimismo, indicó que Irene lo descubrió, se sentaron a hablar del tema y al final, tras un tiempo, aquella le perdonó. Eso sí, no hay que olvidar que Rosales se atrevió a mandarle un mensaje duro a Alicia.

Tras exponer todo lo sucedido, Kiko Rivera afirmó que «Nunca me cansaré de decir que mi mujer es lo mejor que me ha pasado y yo no siempre me sé comportar. Esto fue así, pero no ha vuelto a pasar». Es más, el dj declaró que por lo sucedido «me sentiré culpable hasta el día que me muera. El único culpable de lo que ha pasado he sido yo».

Kiko Rivera, con gorra, llorando en el plató de 'Sábado Deluxe'
Kiko Rivera se mostró muy arrepentido por la infidelidad | Telecinco

En ese punto, los colaboradores de 'Sábado Deluxe' quisieron preguntarle si han sido ciertos otros rumores que en estos años han salido sobre otras infidelidades. Y el hijo de la tonadillera fue muy claro: «Irene no vive en una continua mentira conmigo. Yo he cambiado».

De la misma manera, si jugosa fue toda su intervención hasta el momento, el instante que más interés despertó fue el que vino a continuación. Lo que sucedió fue que Kiko reconoció que está atravesando una mala racha, pues tiene la autoestima muy baja y no está feliz: «Debería ir al psicólogo, algo tengo. Estoy triste, decaído, no soy feliz con mis metas ni estoy al 100 % en mi trabajo. Me he centrado en otras cosas, en jugar a videojuegos en lugar de hacer otras cosas. Estoy en el subsuelo».

Esas palabras, que podrían indicar que sufre depresión, hicieron que su madre llamara a 'Sábado Deluxe'. Y lo hizo para dedicarle un mensaje que provocó sus lágrimas: «Tú nunca vas a estar en el suelo mientras tu madre tenga vida. Tienes a tu mujer que siente adoración por ti y tienes una familia que nos morimos por ti».

Habrá que esperar para ver qué medidas toma Kiko para ponerle punto y final a este duro trance.


Comentarios

envía el comentario