Kiko Matamoros haciendo declaraciones delante de las cámaras

Kiko Matamoros apunta a que volverá a pasar por quirófano: 'siempre ha sido una lucha'

Al colaborador de 'Sálvame' le cuesta cumplir años y envejecer

Kiko Matamoros ha cumplido años. El colaborador de ‘Sálvame’ ha celebrado uno de sus aniversarios más especiales. El motivo es que ha conseguido reunirse, por primera vez, junto con sus cuatro hijos para disfrutar de esta jornada tan especial.

«Me sentí como el patriarca de una familia por primera vez. Nunca había celebrado mi cumple con todos», explicaba en ‘Sálvame’. No obstante, hubo una ausencia muy significativa, la de su hija Ana, con quien continúa muy distanciado.

«No puedo mentir a nadie diciendo que estoy bien», explicaba. El colaborador de ‘Telecinco’ sabe que en el futuro terminará haciendo las paces con su hija, pero le duele que ahora estén viviendo este momento tan duro para todos. «No puedo pasar por encima de ciertas cosas. No entiendo lo que ha podido pasar y no quiero perdonar y maleducar a mis hijos», confesaba.

Para Kiko Matamoros su hija no ha actuado bien y él quiere ser justo. Además, desde el programa en el que colabora mandaba un mensaje para que lo escuchase Anita Matamoros. «Yo le sigo queriendo y creo que ella siente lo mismo», aseguraba. Y es que el colaborador espera que el reencuentro con su hija pequeña tenga lugar antes de que «sea tarde» y él ya no esté aquí.

El paso de los años

A Kiko Matamoros eso de cumplir años por mucho que sea en buena compañía no le hace demasiada gracia. El colaborador de ‘Sálvame’ es una persona a la que le gusta mucho cuidarse y por ello acude regularmente al gimnasio, controla su alimentación y pone todo de su parte para frenar el paso del tiempo.

No obstante, el padre de Anita Matamoros se ha visto en la tesitura de recurrir en más de una ocasión al bisturí para mejorar aquellas partes de su cuerpo que con el paso del tiempo no terminaban de convencerle.

Lo cierto es que su lista de retoques estéticos es bastante extensa. En uno de sus primeros pasos por quirófano, el colaborador de ‘Sálvame’ acabó con uno de sus complejos más grandes, sus orejas. Esta intervención es una de las más sencillas que se ha hecho y sirvió para eliminar sus orejas de soplillo, que tanto le molestaban.

Las bolsas en los ojos tampoco le terminaban de convencer. Así que Kiko Matamoros pasó de nuevo por una clínica para deshacerse también de ellas.

Poco a poco la imagen del ex de Makoke fue cambiando. El actual Kiko Matamoros poco o nada tiene que ver con el que aparecía en sus primeras intervenciones en televisión.

Con un lifting, el colaborador de ‘Sálvame’ redujo de manera visible la flacidez de su rostro. Kiko Matamoros también pasó por quirófano para hacerse una rinoplastia y hasta un injerto de pelo en la zona de las cejas.

En septiembre de este año, el colaborador televisivo sorprendía a todos con unos labios diferentes, un retoque que se hizo en la clínica de su nuera Carla Barber.

Su próximo paso por quirófano

Ahora, el colaborador de ‘Telecinco’ está pensando en volver a pasar por una clínica estética. En esta ocasión, Kiko Matamoros tiene pensado hacerse una marcación abdominal, algo muy común entre los ‘celebs’.

«Para mí siempre ha sido una lucha eso y a mi edad ya no me apetece entrenar dos horas diarias», confesaba. Esta operación seguramente tenga lugar en la clínica de su nuera, Carla Barber, con quien asegura llevarse la mar de bien. De hecho, para la joven que ha conquistado el corazón de su hijo Diego Matamoros solo tiene buenas palabras. Y es que ver a su retoño tan feliz y contento es motivo de alegría para cualquier padre.