Kiko Matamoros en 'Sálvame'

Kiko Matamoros, desquiciado por defender a Rocío Flores: 'Que me lo diga a la cara'

El colaborador de 'Sálvame' se ha mostrado muy ofendido por las críticas que ha recibido

Kiko Matamoros ha sido uno de los colaboradores de Sálvame que más ha arremetido contra el testimonio de Rocío Carrasco. Y eso que ni siquiera se ha dignado a ver su serie documental.

Precisamente, esta postura es la que ha mantenido en el estreno de ella como nueva defensora del espectador del programa. Es más, se ha erigido casi en defensor a ultranza de la hija de su nueva compañera, Rocío Flores.

La actitud que mantuvo con la hija de Rocío Jurado, a la que llegó a poner en tensión, ha sido muy criticada. Ha recibido numerosos ataques tanto de los espectadores como de colaboradores y esto le ha ofendido mucho. Tanto es así que incluso ha 'retado' a uno de estos a que le dé su opinión a la cara.

Las críticas al padre de Laura Matamoros

En el encuentro con Rocío Carrasco, Kiko Matamoros mostró muy poca empatía. Sí, porque, en lugar de centrarse en el verdadero horror que ella ha vivido durante años, la acusó. La señaló por ser la responsable de que el nombre de su hija esté en todas partes por haberle dado una paliza.

La nueva defensora del espectador le dijo que se estaba equivocando y que la víctima de tanto sufrimiento había sido ella. Pero él siguió en sus trece, propiciando incluso que Jorge Javier Vázquez le indicara que se estaba equivocando.

Otros compañeros de Sálvame no hablaron entonces, pero sí lo hicieron después. Este fue el caso, por ejemplo, de María Patiño que llegó a manifestar: “Me sorprende la obsesión de Kiko de proteger a Rocío Flores. La protege más a ella que a sus propios hijos”.

Una gran parte del público, por su parte, también arremetió contra él. Lo hizo dejando mensajes en redes tales como “Manipulador” o “Este no es ejemplo de nada y menos de buen padre”.

El colaborador se defiende de los ataques recibidos

Después de escuchar y ver las críticas recibidas por su comportamiento con la ex de Antonio David, Kiko Matamoros ha querido explicarse en el plató. E incluso ha optado por 'retar' a sus compañeros más intransigentes con él.

Sobre las palabras de Patiño ha manifestado: “Tengo ganas de verla y que me lo diga a la cara. Quiero entender, con la mejor voluntad, que su frase es exagerada para decir que pongo mucho énfasis”.

“Quiero pensar que es así porque, en caso contrario, voy a tener que pedir otro tipo de explicaciones. De momento, le voy a dar a mi compañera el beneficio de la duda. Lo voy a hacer porque creo, honestamente, que no lo hizo con esa intención”.

Acto seguido, ha añadido: “A mis hijos les he defendido, fundamentalmente, mintiendo y omitiendo información. Cuando he estado peleado con ellos y ha habido algún tema que les afectaba, les he defendido a dentelladas”.

Él ha seguido empeñado en no hacer autocrítica y en defender su postura frente a Rocío Carrasco. Por este motivo, ha dicho: “Que me diga alguien qué hay de ofensivo. Por sus circunstancias quise ser exquisito en el trato”.

Ha llegado a exponer: “Ella sí estuvo más beligerante conmigo y cuestionó mi capacidad para hablar de su tema por no ver su serie documental. En concreto, no vi el debate de esta porque no me interesa cuando no hay debate y lo que hay es adoctrinamiento”.

En su intervención también ha dejado patente que “he sido coherente en todo momento y, sobre todo, con la ley de protección del menor. Lo que no voy a ser es idiota ni me voy a convertir en el 'pim pam pum' de oportunistas”. Toda una declaración de intenciones por su parte.