Kiko Matamoros haciendo declaraciones delante de las cámaras

Bajo amenazas: Kiko Matamoros confirma que se vio obligado a confesar sus adicciones

El colaborador confirma que al menos en dos ocasiones le han amenazado con contar sus problemas de adicción

'Sálvame'  no deja descansar a la audiencia y ayer durante la edición especial del  'Deluxe' Kiko Matamoros concedió el polígrafo más duro de todos los que ha hecho, admitiendo datos muy reveladores, a la vez que duros. El tertuliano contó a calzón quitado que es adicto a la cocaína desde los quince años y que ha tenido que vivir con ello a lo largo de toda su vida, incluso, alardeaba de estar cerca de cumplir una fecha importante con esta desafortunada adicción.

A partir de ese momento, las redes sociales empezaron a preguntarse el motivo por el cual el colaborador decidiera soltar ese dato ante millones de espectadores. La gente cree que estos testimonios no deberían de contarse en los medios, a no ser que se haga con la intención de enmendar el error y no para fardar de ello. Hoy Kiko ha querido aclarar el motivo de su confesión y los detalles han sido de lo más sorprendentes.

Matamoros ha dicho que ayer se sintió obligado a contar su adicción, pues ha añadido que desde hace algún tiempo está recibiendo amenazas que lo coaccionan y dan a entenderle que van a contar esto en los medios. Ante esta situación, el colaborador ha confesado que prefería contarlo él y no que se contase mal y de manera malintencionada por personas que no tienen ni idea de lo que ha sido.

Sus compañeros han querido saber más sobre estas posibles coacciones y Matamoros no ha tenido problema en admitir que vienen por parte de su exmujer Makoke y también de las personas que la rodean.

De este modo, Matamoros deja a Makoke en la estacada y destapa su cara más oscura, una cara que poco a poco va asomando y que dista mucho de esa imagen dócil e inocente que nos ha intentado vender a lo largo del tiempo. Recordemos que cuando estaba con Kiko esta siempre daba a entender que estaba en la sombra y que lo que se hacía en casa era lo que su marido decía.

Esto se ha ido demostrando que no era cierto y que ella era en muchas ocasiones la mano que mece la cuna. Ella fue la detonante para que Mila Ximénez se distanciara de Kiko Matamoros, una relación de hace muchos años y que se rompió cuando se puso por medio la colaboradora de 'Viva la vida'.

Matamoros manda un sobrecogedor burofax a Makoke

Makoke se encontraba este sábado en el plató de 'Viva la vida' cuando Emma García irrumpió diciendo que había llegado una carta para Makoke a las instalaciones de  Mediaset. Ante esto, la colaboradora quiso saber de qué se trataba y la presentadora le confirmó que consistía en un burofax.

Emma dijo que tratándose de un burofax tenía pinta de ser un tema muy serio. Sin embargo, Makoke dijo que le parecía raro que llegase un burofax para ella a Telecinco, teniendo un domicilio fijo, dónde se le pueden hacer llegar cualquier tipo de notificaciones.

Finalmente, el sobre se abrió y dentro se encontraba un requerimiento de Kiko Matamoros, en el que le pedía a su mujer que le devolviese las máquinas que se encuentran dentro del gimnasio que tenían en casa y que además, son propiedad de una marca deportiva y que simplemente lo habían cedido al matrimonio para realizar una sesión de fotos.

Matamoros añadió además más datos, contando que la empresa de máquinas de deporte no quiere que Makoke suba fotos con esta maquinaria y quieren que estas sean entregadas a Kiko para que pueda seguir con su trabajo como imagen de ese grupo. Por este motivo, dicha empresa también forma parte de este escrito, solicitando a Makoke que entregue ese material en un máximo de cinco días o bien, que abone el precio que tienen si lo que quiere es quedárselas.

En los próximos días veremos si Makoke entrega estos objeto o bien, si se opone, causando así consecuencias mayores y que podrían acabar judicializándose si esto no sigue el proceso adecuado.