Kiko Matamoros en 'Sálvame'

Kiko Matamoros podría estarse hasta seis años en la cárcel

El colaborador tiene que rendir cuentas ante la justicia, y su exmujer está implicada en el supuesto delito

La libertad de Kiko Matamoros podría tener los días contados. Después de veinte años de matrimonio con Makoke, la pareja decidió emprender caminos separados. Todo hacía pensar que el divorcio iba a ser bastante discreto. Pero, en cuanto se dieron cuenta de que podían sacar beneficio de la tragedia, no dudaron en vender sus intimidades al mejor postor.  

El colaborador no tardó en rehacer su vida sentimental. En un primer momento, mucha gente pensó que la modelo estaba ofendida por este atrevimiento. Pero, pasados unos meses, todo el mundo comprendió el verdadero motivo del odio: el dinero.  

La madre de Anita Matamoros fue acusada de vivir por encima de sus posibilidades. Según ella, su patrimonio familiar hizo que la relación con Kiko fuera sobre ruedas. Pero, el tertuliano asegura que ha sido víctima de la ambición de su exmujer. Trabajaba día y noche para satisfacer sus caprichos y, en cuanto tuvo la oportunidad, le traicionó para seguir lucrándose.  

En 2019 la revista 'Lecturas' confirmó la separación. Y, desde entonces, ninguno de los dos ha podido demostrar su inocencia. Están dispuestos a cualquier cosa para convertirse en víctima del drama. Únicamente coinciden en una cosa: los dos se detestan. Sin embargo, siguen unidos por un vínculo indestructible: su deuda con Hacienda.  

Kiko ha desvelado, por error, como huyó de sus problemas financieros. Confesó que, para proteger su economía, compró una casa de lujo a las afueras de Madrid, y la puso a nombre de Makoke. La propiedad la ha pagado él, pero evitó que sus apellidos estuvieran reflejados en ningún documento.  

La justicia considera que este gesto podría constituir un grave delito. Así que, el tertuliano se ha convertido en objeto de una investigación muy delicada. Siguiendo la información que maneja 'Informalia', el tertuliano se enfrenta a una condena de seis años de prisión, y su exmujer de dos.  

Matamoros y Makoke, unidos por las deudas y una terrible amenaza

El colaborador de 'Sálvame' no consiente que Hacienda arremeta únicamente contra él. Sus abogados están trabajando para implicar a Makoke en el supuesto delito. Según su equipo jurídico, la modelo también tiene parte de responsabilidad, pues su nombra aparece inscrito en el registro de la vivienda.  

La madre de Anita es consciente del problema al que tiene que enfrentarse. Responsabiliza a su exmarido de la situación, y no le perdona que le haya implicado en el asunto. Por ese motivo, mientras el juez determina quien es el culpable, la modelo ha abierto una causa diferente contra Kiko. Le acusa de haberle amenazado. E incluso, estudió ponerle una orden de alejamiento.  

El proceso judicial es cada vez más complicado. El viernes 7 de mayo, declararon por separado, y aportaron la documentación con la que pretenden demostrar su inocencia. Sin embargo, todo hace pensar que tienen un futuro bastante tormentoso.  

Los ingresos millonarios del exmatrimonio no sé corresponden con su situación bancaria. Matamoros tenía varias deudas pendientes, y la fiscalía está investigando si podría haberlas saldado mucho antes.  

La gran perjudicada de este escándalo es Makoke. Si el juez considera que ha cometido un delito, podría embargarle todo su patrimonio. La modelo es propietaria de un vehículo y dos viviendas de alta gama. Aunque, únicamente trabaja un día por semana. Así que, no sería de extrañar que tuviera otros negocios que enriquecieran sus cuentas bancarias.  

La mansión donde vive la exmujer de Kiko, situada en la urbanización La Finca, tiene muchas cargas. Sus problemas económicos son cada vez más delicados, y la presión judicial ha destrozado todas sus esperanzas por seguir adelante. ¿Se apiadará el tertuliano de ella en algún momento?