Kiko Matamoros en 'Sálvame'

Kiko Matamoros lo ha vuelto a hacer: el retoque estético que más deseaba

Kiko Matamoros se ha sometido a otro cambio físico tan solo un año después de la polémica que desató con su nuevo rostro. En esta ocasión, el resultado ha sido más natural

Kiko Matamoros tiene debilidad plena por los retoques estéticos. El colaborador no afronta el paso de los años ni los signos de la edad en su físico. Él se siente como un chaval y hace todo lo posible para que su aspecto exterior vaya al son de su mentalidad.

Siguiendo en esta línea, el colaborador se ha vuelto a someter a otro tratamiento estético un año después de realizarse el tan sonado cambio facial a manos de su nuera, la doctora Carla Barber.

En esta ocasión, el padre de Diego y Laura Matamoros se ha dejado caer en manos de especialistas para conseguir una sonrisa nueva y más juvenil. Recientemente recuperado de su contacto con el coronavirus, Kiko Matamoros se ha sometido a la colocación de unas carillas dentales de porcelana.

El resultado del tratamiento estético bucodental ha sido muy natural, tal y como se puede apreciar en la publicación que compartió el novio de Marta López Álamo en sus redes sociales a sus más de 400 mil seguidores. Kiko ha enseñado el antes y el después de la intervención. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Los cambios de imagen del colaborador suelen ser muy comentados por sus compañeros de profesión y por los usuarios de las plataformas sociales y esta vez no iba a ser menos, a pesar de que el cambio no ha sido tan llamativo. 

«Mi experiencia es muy positiva, estoy muy contento. Encantado con mi nueva sonrisa, además me lo han hecho notar mis compañeros, la gente en la calle: 'estás más guapo', '¡qué sonrisa más bonita!', me dicen», confiesa Kiko. 

«Me noto muchísimo mejor. En la televisión ponen imágenes antiguas y la diferencia es brutal. El resultado es súper natural». Kiko está encantado con el trabajo del equipo del centro. 

Su novia también está fascinada con el resultado y así se lo ha trasladado a la clínica donde su pareja se ha sometido a su nueva transformación. 

Marta ha comentado unos aplausos en el vídeo del centro estético dental en el que Kiko cuenta cómo se siente tras la colocación de las carillas. La joven modelo le da el aprobado a su novio. 

El retoque más polémico de Kiko Matamoros

El exmarido de Makoke es observado con lupa cada vez que se somete a una intervención. Los memes sobre sus cambios físicos abundan en las redes sociales y es que el estridente cambio de su rostro hace ya un año dejó a todos perplejos. 

Kiko Matamoros entraba en el plató de 'Sálvame' con el rostro hinchado. Todos, incluso en las redes, se preguntaban qué le había sucedido al presumido colaborador. Él mismo confesaba que se había sometido a un retoque estético. «Tengo la cara llena de morados e hinchada porque me acabo de pinchar y no he podido ni maquillarme, no me ha dado tiempo», explicó. 

Su compañera María Patiño ponía voz a lo que muchos pensaban en su interior. «Tienes a toda España mirando tu cara», exclamó la presentadora a su compañero haciendo un paréntesis en la entrevista a su compañera Mila Ximénez

Aunque el relato de la periodista sobre el cáncer qué padece y su estado de salud era duro, las miras estaban puestas en el rostro de Kiko Matamoros. El colaborador estaba acaparando la atención de los espectadores y le estaba robando protagonismo a Mila. 

Kiko tenía una respuesta. «Es algo que a mí me importa tres pelotas. Tengo la cara llena de pinchazos y moratones, esta tarde me he pinchado la cara y no he tenido tiempo ni de maquillarme», zanjó el tema. La novia de Diego, la doctora Carla Barber, le había inyectado ácido en el rostro para tonificar la piel del colaborador y quitar las arrugas propias de la edad. 

No obstante, este no fue el primer retoque del tertuliano. Otoplastia, lifting facial, eliminación de las bolsas de los ojos, reducción de las ojeras, retoque de los párpados,... son algunos de los cambios a los que se ha sometido Kiko desde el 2011 para mejorar su aspecto físico. Al menos este último es más discreto.