Kiko Matamoros en 'Sálvame'

'Sálvame', paralizado: Kiko Matamoros desvela por qué estuvo a punto de abandonar

El colaborador no se ha sentido cómodo opinando sobre Rocío Carrasco

Los espectadores de Telecinco tienen claro que Rocío Carrasco ha llegado para quedarse. Lo que no podían imaginar es que su resurgir mediático estuvo a punto de acabar con la trayectoria de Kiko Matamoros.  

El colaborador ha pasado unos meses bastante comprometidos, pues sus problemas personales le han mermado la fuerza que le caracteriza. Recordemos el divorcio con su última mujer está siendo muy delicado y debe demostrar su inocencia en varias causas.  

Normalmente suele tener energía para resolver todos sus frentes, pero ha notado que sus compañeros no estaban remando a favor de obra. Todo empezó cuando la hija de la Jurado protagonizó Contar la verdad para seguir viva.  

El tertuliano se negó a ver el polémico documental porque le recordaba a la situación que había vivido con su familia. Hubo quien condenó este gesto y le acusó de estar condicionado por Antonio David.  

Es cierto que fuera de cámaras mantienen una bonita amistad, pero llevan mucho tiempo sin hablar para evitar cualquier escándalo. De hecho, Flores le recomendó que se cambiara de bando para no tener que enfrentarse a nadie.  

El padre de Anita se ha sentido solo, desprotegido e incomprendido por el equipo con el que ha compartido más de diez años de profesión. La audiencia no imaginaba que la situación era tan grave hasta su última aparición en Viernes Deluxe.  

El tertuliano se ha sometido a la máquina de la verdad para demostrar que su opinión sobre Rociíto no está condicionada por agentes externos. Para sorpresa de todos, ha dado una noticia que ha dejado sin aliento a los espectadores: pensó en retirarse de Sálvame.  

El exmarido de Makoke se mostró guerrero desde el primer momento. Lamentó que algunos de sus compañeros se hubieran negado a pasar por el polígrafo, pues considera que no todos han sido sinceros.  

“Vengo con el espíritu de que en la medida de lo posible se sepa mi verdad y lo que pienso de esto. Espero que el público conozca los entresijos de lo que pasa aquí”.  

Una discusión con Carlota Corredera lo cambió todo

La primera pregunta que ha respondido el tertuliano tiene que ver con su futuro en el programa de Jorge Javier Vázquez. Según ha confesado, pensó en abandonar el proyecto, aunque finalmente decidió que no iba a rendirse de una forma tan sencilla.  

“He visto un clima de radicalización tremendo, mucho autoritarismo. Las opiniones no se dejaban explicar o desarrollar”, argumenta el comentarista.  

Siguiendo su discurso, se ha sentido coaccionado por algunos de sus compañeros, pues solo había espacio para las opiniones que favorecían a Rociíto. No obstante, su dilatada carrera televisiva le ha ayudado a torear el huracán y por fortuna decidió continuar en el programa.  

Uno de los momentos más difíciles que ha vivido fue su discusión con Carlota Corredera. Recordemos que ha formado parte de la dirección del espacio y tiene mucho poder dentro de Telecinco.  

La gallega arremetió duramente contra el tertuliano, echándole en cara que no se había molestado en ver la docuserie de Carrasco. Con otras personas suele sacar su carácter, pero con la presentadora se vio obligado a debatir en un tono distinto.  

“En ese momento sentí cierta impotencia, me quedé desarmado. Más después cuando te metes en las redes y te insultan por ello”, empieza diciendo.  

“Me fui muy disgustado. Ha habido momentos que no me he sentido a gusto”, concluye.  

Matamoros comprende que Contar la verdad para seguir viva generó un gran revuelo, pero insiste en que debería haber existido más condescendencia. “Entiendo que el espíritu fuera ese, pero yo he sentido en mis carnes esa falta de libertad”.  

Todo hace pensar que la pesadilla del comentarista todavía no ha terminado. Rocío formará parte de Sálvame y ha prometido no volver a marcharse de la cadena que le ha convertido en un icono.