Kiko Matamoros haciendo declaraciones delante de las cámaras

Kiko Matamoros deja 'Sálvame' en silencio al hablar de Rocío Carrasco

El colaborador da un paso atrás e intenta reconciliarse con Rociíto

Kiko Matamoros ha tenido que hacer frente a una noticia muy comprometida después de su última intervención estética. Recordemos que el colaborador se ha pasado cuatro horas dentro de un quirófano y todavía continúa convaleciente de dicho atrevimiento.  

Sus directores no han tenido en cuenta este detalle y le han invitado a regresar al programa en un momento bastante delicado. Jorge Javier ha anunciado que Rocío Carrasco se va a incorporar al equipo y algunos colaboradores ya han empezado a temblar.  

El exmarido de Makoke se ha convertido en el centro de todas las miradas. Es íntimo amigo de Antonio David, motivo por el que se ha negado a ver el documental que demuestra sus supuestos malos tratos.  

El tertuliano exige que Telecincorespete la presunción de inocencia del señor Flores. Siempre ha subrayado que ningún juez le ha condenado por los hechos que le acusa Rociíto.  

La nueva integrante de Sálvamese ha reincorporado a la pequeña pantalla repleta de energía, así que no consiente que ninguno de sus futuros compañeros ponga en duda su testimonio. Por ese motivo, le ha dedicado unas palabras al polémico comentarista.  

“Yo creo que no está bien el pobre del oído, no sé si ahora se lo han arreglado. Tiene que oír y que escuchar”, comenta la reina del feminismo.  

Antes de estas palabras, el padre de Anita Matamoros estaba dispuesto a acercarse a ella. Quiere dejar claro que no tiene nada personal en su contra, incluso sería capaz de tener una cita fuera de cámaras para solventar sus diferencias.  

La protagonista de Contar la verdad para seguir viva está molesta, pues el colaborador ha cuestionado la capacidad artística de una de sus amigas. Estamos hablando de Anabel Dueñas, quien protagoniza un documental producido por Carrasco.  

En su día, Kiko aseguró que la intérprete cantaba “como un gato pisado”. Sin embargo, no ha mantenido su postura y ha dado un paso atrás asegurando que “estaba de broma”.  

La relación secreta entre Rociíto y Matamoros 

Belén Esteban ha desvelado algo que ha dejado sin aliento a los espectadores. Según ha contado, su compañero tiene un vínculo especial con la heredera de la Más Grande, pues una de sus hijas es amiga suya.  

“El problema de la tele y de las relaciones es que para la gente al final es o negro o blanco”, empieza diciendo el implicado. “No tengo ningún problema en sentarme con esa mujer, pero no solo en este plató también en la calle”, concluye.  

Siguiendo su discurso, estaría dispuesto a mantener una conversación privada con Carrasco. Garantiza que podrían llegar a un acuerdo porque él únicamente se ha limitado a dar su opinión.  

“Creo que soy la única persona que ha contado una anécdota favorable con Fidel Albiac”, le recuerda a su futura compañera. No obstante, se niega a claudicar con todos sus comentarios, así que ha criticado algo que ha dicho sobre Rocío Flores.  

Jorge Javier le ha preguntado cuál sería su reacción si viera a su pequeña por los pasillos de Telecinco. Rociíto no ha dado una respuesta concreta y esta evasiva ha llamado la atención de los tertulianos del espacio vespertino.  

“Yo no estoy en la cabeza de esa señora ni en su corazón, pero no me parece un gesto de acercamiento”, declara Kiko. ¿Tendrán respuesta estas palabras? 

Por el momento nadie conoce cuál será la misión de Carrasco en Sálvame. “Lo lógico es que ella tuviera una sección de algo”, especula el antiguo marido de Makoke.  

Mientras tanto, ha preferido bajar el tono de su discurso. Existe la posibilidad de que ocupe un puesto de presentadora, así que no le conviene tener enfrentamientos con ella.