Kiko Matamoros en 'Sálvame'

Kiko Matamoros aclara si pasará seis años en prisión: Algunos medios se me han avanzado

El colaborador tampoco se ha atrevido a desmentirlo categóricamente

Además del posible despido de Anabel Pantoja y Rafa Mora, hay otro asunto que Carlota Corredera ha avanzado que va a ocupar alguna de las franjas de la emisión de 'Sálvame'  de hoy. Según parece, el programa lleva varios días recibiendo informaciones sobre un colaborador y que hoy, por fin se atreven a dar voz a estos datos y que van a dejar a uno de los tertulianos del formato por los suelos. Este no sería otro que  Kiko Matamoros  y que según el subdirector de 'Sálvame', después de que se cuente todo lo que se sabe va a ver como su parcela privada vuelve a tambalearse.

A pesar de que por el momento no han querido dar más datos, el colaborador y que creía saber de lo que se trataba ha pedido permiso a la dirección del programa para aclarar un asunto y que tiene constancia de que está rondando por las redacciones de varias publicaciones. Matamoros ha contado que hoy mismo dos portales han afirmado que ha sido condenado a seis años de prisión al no satisfacer una importante deuda que tiene con el estado por su actividad económica y sus bienes personales.

Si bien es cierto que el colaborador ha confirmado que tiene una importante deuda con hacienda, algo que no ha escondido jamás, afirma que por el momento no ha sido sentenciado y que aún pueden pasar muchas cosas. El tertuliano de 'Sálvame' asegura que aunque ay medios que han afirmado que ya ha declarado a través de videollamada, esto sería falso y que aún no ha declarado ante el juez. Por otro lado, sí que ha confirmado que se le atribuye un delito por haber simulado no tener dinero para pagar a hacienda, cuando sí que los tenía gracias a su trabajo en televisión y otros negocios que tiene paralelos a la pequeña pantalla.

El colaborador es muy consciente de que está siendo vigilado en cada uno de los pasos que da y por este motivo, intenta vigilar todos los mensajes que da delante de las cámaras, sabiendo que estos se pueden convertir en su peor enemigo y que podrían utilizarse por el fisco para complicarle su futuro judicial. Kiko sabe que a lo que se enfronta es grave y por ello, ha confiado su defensa a un gran equipo de profesionales, capitaneado por su hermano más desconocido, Manuel Matamoros y que ejerce como abogado de gran prestigio.

No es ninguna broma a lo que se enfrenta el colaborador y esta imputación de seis años de prisión podrían convertirse en una realidad si no logra convencer al juez de que no sería poseedor de estas grandes cantidades que se le piden, algo que le será complicado de defender sabiendo el alto nivel económico y de vida del que goza el conocido polemista.

La sombra sobre Makoke

Cuando Matamoros ha podido descartar que no se trataba de un asunto económico, todos sus compañeros han puesto el foco sobre su exmujer Makoke y que parece que sigue anclada en el matrimonio que tuvieron. El propio Kiko ha afirmado que su ex se encarga de difundir ciertas informaciones, no todas ciertas, por varios platós y hablando con directivos de programas para seguir alimentando la mala relación con su exmarido, sabiendo que esto le permitiría seguir haciendo dinero a costa de este asunto.

De nuevo, la dirección de 'Sálvame' ha negado que se tratase de ningún tema vinculado con ninguna de sus exmujeres. Ahora, la intriga es mucho más grande, pues si no se trata de ningún asunto vinculado con las relaciones personales ni el poder adquisitivo del colaborador, son cada vez menos las cartas que faltan por toca. El programa ya ha adelantado que las informaciones han aparecido por parte de un testimonio fantasma, es decir, que filtra informaciones, pero luego hace desaparecer las líneas telefónicas y la cuentas de correo con las que se comunica con el programa. ¿Quién hay detrás de todo esto?