Mila Ximénez, emocionada, se lleva una mano a los ojos

Kiko Hernández desata la preocupación en Sálvame hablando de Mila Ximénez

El estado de salud de la tertuliana se mantiene en la sombra

La enfermedad de Mila Ximénez ha sido un motivo de preocupación para todo el entorno de personas públicas en Telecinco y obviamente, para su entorno más cercano. De hecho uno de ellos, Kiko Hernández, ha contado en 'Sálvame' que la repentina desaparición de la colaboradora de este espacio televisivo es un motivo de gran inquietud, ya que el periodista mantiene una estrecha amistad con su compañera.

Kiko ha querido transmitir la tensión que se vive en torno al estado de salud de la sevillana, cuando a principios de año desapareció completamente de la tertulia. Sobre todo por como se veía a su amigo durante el programa 'La última cena', donde mandó un mensaje de apoyo a una persona anónima.

En ese momento ya se conocía el estado de Mila, que había comunicado para el programa que «es un tumor. Tengo cáncer de pulmón» relató a través de una llamada telefónica. A pesar de lo trágico que entrevía el mensaje, trató de mostrarse fuerte y aseguró que le plantaría cara a la enfermedad para incorporarse lo antes posible a la disciplina mediática.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

La colaboradora relataba que según los especialistas le habían hecho saber que «vamos a conseguirlo y yo haré lo que me digan, estoy absolutamente dispuesta a hacerlo. Yo a mi médico le dije: ¿Me voy a morir? y me dijo: De esto no creo» señaló en Telecinco.

¿Cómo se encuentra?

Las horas suman y la madre de Alba Santana continúa sin aparecer en el plato del programa, uno que en muchas ocasiones le ha ejercido de gran compañero. Precisamente su hija la ha acompañado en las citas para las consultas con los médicos, hecho que ha preocupado a la burbuja que esta pendiente del estado de salud de Mila. 

La comunicadora fue sincera en el momento de su relato, confesó sentir miedo por ella, por sus amigos y familia, de hecho su hija se había enterado de la noticia minutos antes de entrar al directo. Aseguró que la enfermedad ya había hecho acto de presencia años antes en la familia, pero que jamás pensaba que le tocaría a ella padecerla.

La tertuliana se ha sometido a diferentes sesiones de quimioterapia, que la han obligado a desaparecer de la televisión. Donde se la guarda un gran recuerdo y se espera su pronta recuperación, como lo ha mostrado Jorge Javier en más de una ocasión, y así se lo hizo saber a los espectadores. «Te quiero mucho, eres una persona muy importante para mí. Me vas a tener para lo que necesites» dijo el conductor del programa.

Compañeros preocupados

El presentador aprovechó la oportunidad para darle los ánimos oportunos y confesarle lo que sentía por la tertuliana, algo que no se había producido hasta la fecha. Lo que sí ha quedado claro es que el entorno que la rodea es fuerte y la apoya en lo que necesite. Su problema se ha visto acrecentado como para la mayoría ciudadana por el Covid, que no ayuda a la mejora de su vida social.

Una de las decisiones que tomó Mila fue la adopción de un perro, con el que siempre se ha mostrado muy cariñosa y pasa sus días de confinamiento. Lo que cabe de esperar es que el carácter de la colaboradora sufra un cambio notorio, ya que esta etapa de su vida se quedará marcada como una diferencial.

Otro de los aspectos que debe de esperar el público, es que seguirá siendo Mila. Prueba de ello es una imagen que revolucionó las redes sociales en la que aparecía fumando un cigarrillo semanas después de comentar que padecía cáncer. Algunos espectadores mostraban el descontento con su actitud, pero lo cierto es que cada uno lleva la enfermedad como puede, y no como sabe.