Imagen de Kiko Hernández en el plató de 'Sálvame'

Kiko Hernández dice basta en 'Sálvame': '¡Qué poca vergüenza tienes!'

Los colaboradores de Jorge Javier Vázquez estallan por el último atrevimiento de Isabel Pantoja

La periodista Paloma García-Pelayo descubrió algo que dejó sin aliento a los espectadores de Telecinco. Isabel Pantoja tenía una deuda de 76.000 euros con una mujer octogenaria. Mucho se ha hablado de la crisis económica de la tonadillera, pero nadie podía imaginar que debía tantísimo dinero a una persona honrada. Se llama Dolores Pozo, y trabajaba como quiosquera en Sevilla. 

La viuda de Paquirri tenía bastante amistad con ella. Por ese motivo, le rogó ayuda antes de entrar en la prisión. «Hace siete u ocho años que me lo pidió. Lo necesitaba antes de entrar en la cárcel. Pensaba que sería algo importante, y podría evitar que no entrara. Yo no le podía decir que no, porque tenía dinero», declara la afectada.  

Pasado el tiempo, Loli atravesó por ciertos problemas. Se puso en contacto con la artista para que le devolviese el préstamo. Únicamente logró recuperar 10.000 euros y, desde entonces, no ha vuelto a saber nada de ella.  

«Ha sido una amistad muy sana, muy bonita. No entiendo el cambio que ha dado, no la conozco. Cuando ingresaron a su madre fui a verla, y fue como si le hubieran entrado los demonios, le cambió la cara. Desde entonces, no me coge el teléfono», desvela visiblemente afectada.  

El programa de Jorge Javier Vázquez se ha hecho eco de este testimonio, y algunos colaboradores han sido bastante críticos con la madre de Chabelita. «¡Qué poca vergüenza y dignidad tienes! ¿No te da vergüenza? Podía ser tu madre, tu abuela o algún allegado tuyo. Es una señora que apenas puede andar, y está pidiendo algo que es suyo», comenta Kiko Hernández bastante alterado.  

Las relaciones de Isabel Pantoja con Telecinco siempre han sido muy tormentosas. Ha firmado un contrato millonario con la cadena en dos ocasiones, pero no ha logrado ganarse el cariño de sus compañeros. Ninguno ha tenido piedad con ella y, cuando se han enterado de la desgracia de Loli, no han tenido ningún reparo en criticarla duramente.  

La única persona capaz de derrotar a Isabel: «¡Indecente!» 

Kiko Rivera se puso en contacto con ciertos periodistas para confesar, a cambio de un buen puñado de euros, cuál había sido su experiencia con la tonadillera. Según cuenta, le debe cinco millones de euros. Exige que le devuelva la parte de la herencia de Paquirri que le corresponde, y no quiere volver a saber nada más de ella.  

No reconoce a su madre. Ha descubierto que, detrás de la cantante, se encuentra una persona despiadada con una peligrosa obsesión: acumular dinero. Su última víctima ha sido una humilde octogenaria, y los colaboradores de Jorge Javier Vázquez ya han dictado sentencia.  

Una de las opiniones que más ha llamado la atención ha sido la de Belén Esteban. Desde que estalló la batalla Pantoja, la princesa del pueblo ha concedido el beneficio de la duda a la madre de Kiko en más de una ocasión. Aunque, después de enterarse de la supuesta estafa de Loli, no ha tenido más remedio que cambiarse de bando.  

«¡Devuélvele el dinero a esta señora! ¡Indecente! ¿76.000 euros? ¿No te da vergüenza? Piensa que tú también tienes a tu madre. Que los fans, en vez de pedir dinero para la cárcel, lo pidan ahora para pagar a Loli», declara la ex de Jesulín de Ubrique. A lo que María Patiño ha añadido:  

«Veo muy difícil que pueda remontar de esta denuncia pública, porque viene de una señora mayor que vive de una pensión. No sé el futuro laboral que tendrá en mente, pero esto, de cara a su futuro, en el trabajo es insostenible». ¿Estamos ante la muerte mediática de la tonadillera?