Kiko Hernández en el plató de 'Rocío: Contar la verdad para seguir viva' el 28 de marzo del 2021

Kiko Hernández desvela los 15 peores minutos de su vida (y versan sobre su hija)

Kiko Hernández empatiza con Rocío Carrasco y confiesa cuáles fueron los peores momentos de su vida con mucha angustia y visiblemente emocionado

Hay quienes se han sentido identificados en algunas de las vivencias contadas por Rocío Carrasco en su serie documental 'Rocío, contar la verdad para seguir viva'. Sin ir más lejos, Kiko Hernández ha sido uno de ellos. 

El colaborador ha confesado cuáles han sido los peores minutos de su vida, a propósito del episodio en el que la hija de Rocío Jurado cuenta cómo David Flores llegó a su casa después de un fin de semana con su padre, Antonio David Flores, con el brazo roto y sin haber ido al médico. 

Kiko Hernández relató en el programa de 'Sálvame' que «una de mis hijas se rompió un brazo» y que el tiempo que tardó en llegar al hospital con la pequeña fue realmente angustioso para él.

«Una de mis hijas se rompió un brazo, tardé 15 minutos en ir al hospital y fueron los peores de mi vida», reveló el tertuliano plenamente emocionado tras recordar el suceso. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Ante esta situación, Kiko queda atónito ante el relato de Rocío Carrasco, si realmente es cierto que Antonio David Flores no se inmutó cuando su pequeño cayó de la litera, se hizo una luxación en la extremidad y optó por mirar para otro lado con la idea de que cuando el menor llegara a casa de su madre, días después, fuera ésta quien le llevara al centro de salud. 

El colaborador confesó que cuando vivió dicha experiencia con su hija estaba completamente compungido. «Se me caían unos lagrimones… Esos quince minutos fueron los peores de toda mi vida», apuntó. 

Y aún fue más allá. Una rotura es completamente dolorosa. El madrileño quiso hacer hincapié en ello y en cómo tuvo que pasarlo David Flores durante esos días hasta que Antonio David Flores le llevó a casa de Rocío Carrasco quien le llevó al hospital.

«No me imagino el dolor de ese niño con ese brazo roto y un padre que pasa de ese dolor, no lo entiendo, en mi cabeza no cabe», verbalizó el colaborador muy afectado y molesto.

David Flores con el brazo roto y su padre no le atiende

Rocío Carrasco contó en el último episodio del documental emitido por la cadena que David Flores llegó un día a su casa con el brazo roto. La hija de la cantante fallecida se alarmó cuando visualizó en el brazo de su hijo un bulto considerable. 

David Flores era muy pequeño y, según contó su madre, Rocío Flores a pesar de su corta edad era la única fuente que ella tenía para conocer qué sucedía en el domicilio de su ex pareja. 

Por tanto, la mujer de Fidel Albiac le preguntó a la primogénita qué había sucedido. La niña confesó a su madre que David se había caído de una litera y que había roto el brazo. 

«Cuando llegan a casa, los beso y abrazo. Al tocarle en el brazo a David, veo que el niño tiene un bulto de un tamaño impresionante y que, al tocarle, perdió medio el conocimiento, se quedó traspuesto», señaló. 

Para mayor sorpresa de Rocío Carrasco, el padre de su hijo no le había trasladado de inmediato al centro sanitario oportuno. En palabras de la exmujer de Antonio David Flores, la respuesta de su hija ante la pregunta de que si su padre le había llevado al médico fue: «ya me ha dicho que lo llevarías tú cuando lo tuvieras». 

Ante estas duras acusaciones, la respuesta de Antonio David Flores se ha resumido en: «los que están en mi casa son mis dos hijos. David, con 17 años, optó por vivir conmigo. Que la gente se pregunte por qué». 

Kiko Hernández, que ha vivido en sus propias carnes que su hija se haga una luxación, ha empatizado con la causa y desde luego ha manifestado su enfado contra dicho pasotismo por parte de Antonio David Flores. Desde entonces, ve con otros ojos a quien fue su compañero de plató.