Kiko Hernández en el photocall de Mi amor perdido

Kiko Hernández deja mudo a Sálvame: 'Apareció con un cuchillo. En mi casa'

El colaborador confesó en directo que temió por su vida hace años

Kiko Hernández confesaba en directo uno de los peores momentos que vivió hace unos años. El colaborador explicó que el ser un personaje conocido no siempre resulta un camino fácil y que su exposición mediática también implica ser el objetivo de ciertas personas que llegan a obsesionarse con ellos.

«Apareció con un cuchillo»

A raíz de la entrevista que Carmen Borrego concedió a la revista 'Lecturas' donde hablaba de sus antiguos compañeros de 'Sálvame' y confesó que no se había sentido querida por ellos y que el programa no la había tratado bien, Kiko Hernández opinó que el trabajo que desempeñan a diario no es nada fácil. La hija de María Teresa Campos aseguró haber recibido amenazas y el colaborador añadió que todos los que trabajan en este medio han vivido experiencias semejantes.

Kiko relató uno de los momentos más delicados de su profesión que a punto estuvo de costarle la vida. El colaborador confesaba haber sido el objeto de múltiples amenazas desde que comenzó su carrera televisiva. Pero el momento donde realmente temió por su vida se produjo cuando acudió a la presentación del libro de Belén Esteban.

Un acosador llevaba tiempo detrás de Kiko Hernández acudiendo a las puertas de su domicilio, al plató de Telecinco y siguiendo todos sus pasos: «Tuve que ver cómo acudía a la presentación del libro asegurando que era su novio» explicaba. La cosa fue mucho más allá y el colaborador tuvo que emprender medidas legales para poder vivir tranquilo.

«Era un loco que apareció con un cuchillo. He tenido que tener con él una orden de alojamiento porque ha venido a mi casa, a mi trabajo...» confesaba asegurando que jamás le había visto en su vida y que no lo conocía de nada. Además, le llenaba el teléfono  con amenazas y le llegó a pedir 10.000 euros para dejarle en paz. El miedo y la preocupación se fue apoderando de Kiko Hernández y decidió recurrir a la justicia para lograr que el acosador le dejara tranquilo.

18 meses de cárcel

Kiko Hernández aparenta en directo ser una persona con carácter que no se deja manipular por nada ni nadie y que sabe enfrentarse a las personas que le atacan. Pero cuando se apagan las cámaras y se marcha a su casa, el colaborador es una persona reservada y desconfiada. Parte de este carácter puede ser debido a la experiencia que vivió con el individuo que estuvo acosándole durante un tiempo.

Se trataba de un hombre de Valencia que no dudaba en coger una AVE para ir a Madrid y estar cerca de Kiko. «Un señor de Valencia se pagaba un AVE para venir a molestarme y venía con armas. Venía a por mí a la puerta de Telecinco» explicó hace cuatro años. «Llegó a ir a la puerta de mi casa y mi portero me llamó un día para decirme: 'Oye, que hay un señor aquí que dice que viene aquí a por ti y que te quiere liquidar'» confesó.

En una ocasión tuvo que llamar a la policía para que acudieran a las puertas de Mediaset, ya que el individuo se encontraba esperándole. Kiko decidió denunciarle y el acosador acabó con una orden de alejamiento: «Desapareció porque tiene una orden de alojamiento. Acabó en el calabozo tres días y se le quitaron las tonterías». «Fue una película de terror vivida en primera persona» añadió. Después de que Kiko Hernández decidiera denunciarle, el juez acabó dándole la razón y el acosador fue condenado a dieciocho meses de cárcel.

Contando su tremenda experiencia, Kiko Hernández quería concienciar a Carmen Borrego que lo que ella vivió en el plató de 'Sálvame' no es nada comparable a vivir acosado y temiendo por tu vida. Más aún si el malestar de la hermana de Terelu viene justificado por los cambios de imagen a los que se sometió en el plató: «Eso no fue nada. Yo me he cambiado el color del pelo por uno horrible que se está volviendo verde y no pasa nada, no es tan grave» opinaba el colaborador.