Kiko Matamoros

Kiko Matamoros, ingresado e intranquilo por algo que no mejora: Sus palabras

El colaborados de 'Sálvame' está atravesando su verano más duro en el hospital

Kiko Matamoros continúa ingresado en el hospital. El colaborador de ‘Sálvame’ lleva dos semanas en el centro hospitalario tras sufrir complicaciones durante su operación de vesícula.

El ex de Makoke no está pasando por su mejor momento de salud. Estos días ha pasado por momentos de todo tipo. Ha tenido fiebre, ha sufrido altibajos anímicos y ha habido momentos de tensión e incertidumbre al no saber de dónde provenía su infección.

A esta complicada situación, hay que sumarle el conflicto familiar que mantiene con su hija pequeña, Anita Matamoros. Y es que padre e hija no se hablan desde hace un tiempo, ni siquiera para saber cómo está el colaborador durante su estancia en el hospital.

Primicia en 'Sálvame'

Kiko Matamoros no ha dudado en hablar de su dura situación en ‘Sálvame’. El colaborador ha asegurado que se encuentra bien, recuperándose, pero que tiene ganas de abandonar cuanto antes el hospital.

La situación no está siendo nada agradable y en los últimos días Kiko Matamoros ha pasado por momentos de agotamiento y de desánimo. Las noches sin dormir por las molestias le están pasando factura al colaborador de ‘Mediaset’.

Su compañera incondicional

Lo cierto es que una operación que iba a ser algo rápido y sencillo se ha convertido en un largo camino que todavía no ha terminado. Por eso su novia Marta López Álamo no ha querido despegarse de su lado. Le colma de mimos y cuidados a pesar de que no están siendo las vacaciones de pareja con las que habían soñado.

«No hay plan mejor que estar al lado de la persona que quieres. Estoy orgullosa de poder animarlo cuando se viene abajo, y orgullosa de mi fuerza frente a todas las pequeñas tempestades a las que nos enfrentamos », escribía esta semana la ‘influencer’ en su perfil de Instagram.

«Saldremos más fuertes de esto, y estoy segura de que todo va a mejorar. Vas a valorar más el simplemente estar. Sentirse querido, querer, y tener salud, que al final, cuando dicen que es lo más importante, es porque es verdad», añadía Marta López Álamo a su publicación.

Por el momento la modelo y el colaborador televisivo tendrán que conformarse con pasar unos días más en el hospital y quizá puedan disfrutar de unas vacaciones más tranquilas a final de verano.