Imagen del plató del Sálvame

Un tertuliano de Sálvame pierde los nervios con una fan: Le tiré el móvil y se lo rompí

El colaborador se sintió acusado por una señora mientras hacía unas compras

Entre las personas que hacen  'Sálvame' hay algunos que simplemente se limitan a opinar y aportar informaciones sobre los temas que se tratan a lo largo de las largas tardes de directo y otras personas que están acostumbradas a que de vez en cuando le toque pringar y saben que sus vidas privadas se ven comprometidas con informaciones sobre ellos que se cuentan en directo. En ocasiones quienes aportan estos datos son los reporteros del programa y que son periodistas, pero hoy uno de ellos ha querido dejar de ser quién habla de los demás para contar algo que le ha pasado a él en primera persona.

El reportero que acostumbra a cubrir las noticias que suceden en Andalucía, José Antonio León, ha pedido al programa poder contar algo que le ha ocurrido hace pocos días y que prefería contarlo él antes de que saliese alguien contando los hechos y tergiversando los tiempos y los detalles. El reportero ha empezado diciendo que hace unos días se encontraba con su mujer haciendo unas compras en un Ikea y que una vez estuvo allí, se percató de que había una señora que se estaba escondiendo entre las estanterías y se agazapaba para poder hacerle fotografías robadas.

En un primer momento, el reportero empezó a moverse y evitar el móvil de la señora considerando que se estaba vulnerando su intimidad y el de la persona que lo acompañaba. Sin embargo, la señora no abandonó su afán de sacarle una foto al José Antonio León y fue entonces cuando este se acercó a la señora y le pidió que parase de fotografiarlo porque no la autorizaba a hacerlo. Sin embargo, el colaborador le dijo que él nunca tenía problema en dejarse fotografiar si la persona se lo pide de buenas formas, pero que no estaba dispuesto a que lo retratasen sin su consentimiento y con unas intenciones que él desconocía por completo.

Seguidamente, la señora afirmó que intentaba fotografiarlo para mandarle la foto a una familiar suya y ya en ese momento, le pidió a León que le dejase hacerle una foto, pero el enfado del reportero era tal que le denegó su deseo y fue entonces cuando llegó el momento más tenso de esta embarazosa situación. Al no lograr una respuesta positiva por parte de José Antonio, la señora volvió a dispararle fotos sin su consentimiento y delante de él, algo que el rostro de 'Sálvame' lo entendió como una provocación y actuó de la peor de las maneras posibles.

Según su versión, asegura que intentó apartar los brazos de la mujer para que dejase de sacarle fotos, con tan mala suerte que en ese movimiento le tiró el teléfono al suelo y se complicó la situación hasta límites insospechables.

Dos versiones muy distintas

Según el reportero el móvil cayó al suelo y no se rompió, pero según asegura, la propietaria del teléfono está contando que sí que se ha roto el dispositivo y que estaría solicitando algún tipo de responsabilidad. León también afirma que la señora aunque asegura estar muy molesta por lo sucedido, esta estaría haciendo broma en su terreno más personal sobre lo ocurrido y se reiría de los hechos, dándose a entender que le importó muy poco lo que sucedió. Veremos en que acaba todo este asunto y si algún día conoceremos a la intrépida fotógrafa que protagonizó este cara a cara con el mítico rostro de 'Sálvame'. Resulta paradójico que él dedique su jornada laboral a perseguir famosos con una cámara y que por una vez que lo persiguen a él actúe de esta forma tan desmesurada y que lo deja en una muy mal lugar.