Plano medio de Jorge Javier Vázquez con fondo desenfocado

Jorge Javier y el padre de Marina, de 'La Isla de las Tentaciones', ¿tonteando?

Han tenido conversaciones por Instagram que han confesado en 'Sálvame'

'La Isla de las Tentaciones' es hoy actualidad por una singular relación entre Jorge Javier Vázquez y el padre de una de las concursantes. En concreto, nos estamos refiriendo a José Luis, de 42 años y que es el padre de Marina. Una joven sevillana esta que está dando mucho que hablar por su tonteo con Isaac a pesar de tener novio, Jesús.

Los dos primeros citados hombres se ha dado a conocer que habían intercambiado mensajes por Instagram. Eso ha sucedido sin que el presentador de 'Sálvame' conociera que su interlocutor era el progenitor de la mencionada participante. De ahí que hayan surgido los rumores de que podría haber habido un tonteo entre ellos.

Jorge Javier y José Luis se conocen en persona

Para poder defender la actitud de Marina en 'La Isla de las Tentaciones' su progenitor ha acudido a 'Sálvame'. Y lo ha hecho manifestando que su hija «es un cañón y divertida. Le gusta el juego y no está haciendo nada fuera de lo normal».

No obstante, durante su explicación ha sucedido algo inesperado. Y es que Jorge Javier Vázquez ha confesado que había hablado previamente con José Luis a través de redes sociales. En concreto, ha contado que habían conversado vía Instagram y que esa tarde se conocían en persona tras esas charlas.

Los mensajes previos que habían intercambiado

El presentador ha explicado que la situación vivida con el padre de Marina ha sido una confusión. Todo sucedió cuando José Luis, de 42 años, contactó con Vázquez mandándole un mensaje en dicha red social. Mensaje que le decía que la gente le había comentado que tenían que conocerse. Esas palabras fueron interpretadas por Jorge Javier como un tonteo en toda regla y es que no sabía que aquel era el padre de Marina.

Así, el catalán ha explicado: «Veo la foto y digo '¡Hostia, qué tío! Con unos abdominales, unos cuádriceps...». Precisamente porque le atrajo físicamente, aquel decidió responderle y lo hizo preguntándole el porqué debían conocerse. José Luis le contestó diciendo que era el padre de Marina. Una respuesta que Jorge Javier siguió sin pillar: «Hay muchos gays que llaman hijos a sus perros así que le pregunté si Marina es un ser humano». Y el sevillano le dijo: «Yo creo que sí, desde hace 22 años».

Esa situación confusa vivida entre ambos ha provocado que Vázquez no haya podido evitar sentirse algo incómodo. Así, ha reconocido: «Luego al verlo hoy aquí, he dicho '¡Ostras, qué vergüenza!'». Eso sí, José Luis se ha tomado a risa la confusión del tonteo. No obstante, ha dejado claro que no es bisexual y que le encantan las mujeres.

José Luis, como su hija, dispuesto a todo

Al igual que Marina está haciendo en 'La Isla de las Tentaciones', José Luis, separado de la madre de aquella que también ha causado furor, está dispuesto a todo. Sí, se ha entregado por completo en su visita a 'Sálvame'. Tanto es así que incluso se ha marcado un 'chuminero' con Lydia Lozano. Y está claro que puede ser el principio de una 'carrera' en televisión. Lo decimos porque, además de seguir defendiendo a su hija en platós, ha dejado claro que le encantaría ser concursante de 'Supervivientes'.

Él sabe que hay que dar que hablar para tener minutos en la pequeña pantalla y pretende hacerlo. Buena muestra de eso es que hoy se ha emitido en 'Socialité' un mensaje que él había enviado a su presentadora, a María Patiño. En concreto, le ha dicho: «Me gusta muchísimo María, su forma de ser, su fuerza. Estoy dispuesto a darle todo lo que ella me pida».

Y a eso ha añadido: «María, tengo muchas ganas de conocerte. Aquí estoy para lo que necesites, aquí me tienes. Me pareces una tía con fuerza, con coraje. A mí me gustan las mujeres así». Palabras que han sonrojado a la periodista, pero ha sido muy clara al contestarle: «Es un halago, pero hay un problema: yo soy una mujer absolutamente enamorada». No obstante, viendo lo fuerte que va José Luis está claro que seguirá dando que hablar.