Jorge Javier Vázquez con los brazos cruzados y semblante serio en un plató de Telecinco

Jorge Javier Vázquez desvela en directo la última hora sobre Mila Ximénez

El presentador desvela las novedades sobre el estado de salud de su colaboradora

La vida de Mila Ximénez ha cambiado para siempre. Hace unos meses, acudió al médico por una molestia lumbar, y salió de la consulta con una noticia terrible: cáncer de pulmón. Desde entonces, todos sus amigos y familiares se volcaron con ella, y la colaboradora prometió derrotar a su enfermedad.  

Pero, el tiempo ha ido pasando, y el tratamiento no ha dado buenos resultados. La sevillana se negó a recibir una terapia más agresiva. E incluso, amenazó con rendirse para siempre. «Los setenta es una edad muy elegante para morir», comentó en 'Sálvame'.  

Mila tuvo una recaída muy fuerte. Aseguró que no estaba dispuesta a vivir con tanto dolor. La quimioterapia le dejaba destrozada, y estaba dispuesta a disfrutar de una «vida más corta, aunque más vida». Así que, la tertuliana se reunió con su equipo de especialistas, y tomó una decisión de vital importancia.  

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Su hija, Alba Santana, le convenció para que continuara su tratamiento. Ambas tienen un vínculo muy especial, y todo lo que diga la joven tiene mucho peso en Mila Ximénez. Por ese motivo, accedió a continuar con su tratamiento. A pesar de que, las secuelas, eran terribles.  

La colaboradora se ha visto obligada a desaparecer de televisión durante un tiempo. «Vendré a trabajar cuando pueda», comentó en una de sus últimas apariciones públicas. Todo parecía ir bien hasta que sufrió un nuevo brote en su enfermedad, y tuvo que ingresar en el hospital.  

La revista 'Semana' informó muy de cerca de este triste acontecimiento. Todos los compañeros, amigos y familiares de Mila han estado muy cerca de ella: Belén Esteban, Terelu Campos, David Valldeperas, y Jorge Javier Vázquez. Este último, ha sido el encargado de dar nuevas noticias sobre su estado de salud.  

Jorge tiene una relación muy particular con su tertuliana. Llevan trabajando juntos mucho tiempo, y fuera de cámara han compartido: viajes, cenas y confidencias. Por ese motivo, el presentador es uno de los que más está sufriendo la enfermedad.  

El público no se olvida de la colaboradora 

Mila Ximénez es uno de los rostros más cotizados de Telecinco. Ha participado en los concursos más emblemáticos de la cadena, 'Supervivientes' y 'GH VIP', y colabora en 'Sálvame' desde 2009. Sin embargo, en todo este tiempo, no ha conseguido ganarse el cariño del público.  

Ha tenido enfrentamientos con todos sus compañeros. Incluso con Kiko Matamoros, que es uno de sus íntimos amigos. No tiene ningún pudor a la hora de dar su opinión y, muchas veces, la audiencia ha condenado su atrevimiento.  

Aunque, desde que anunció que iba a emprender una batalla contra el cáncer, gran parte de los espectadores se posicionaron a su lado. Ninguno se olvida de ella, y las redes sociales siguen sus pasos muy de cerca, para intentar recabar cualquier tipo de información.  

Por ese motivo, las últimas palabras de Jorge Javier Vázquez, han tenido tanta repercusión. «Hablé con ella este fin de semana, y está estupenda», desveló el presentador.  

Sus palabras han hecho saltar todas las alarmas. Parece que el regreso de Mila Ximénez podría estar muy cerca, y eso significaría que su estado de salud es cada vez más favorable. «Volver significa que estoy bien. No volver significa que no puedo moverme de la cama», confesó la sevillana antes de marcharse.  

Uno de los últimos rostros conocidos en visitarla ha sido María Patiño. La periodista tiene una amistad muy especial con ella, y prometió estar a su lado siempre que lo necesitara. Todo hace pensar que este triste acontecimiento les ha unido más que nunca.  

En una ocasión, María se sinceró con la audiencia, y reconoció que no se había preocupado por Mila todo lo que debería. Según contó, esta enfermedad le daba mucho respeto, y no supo cómo afrontar que su amiga tenía que luchar contra ella. Pero, después de su recaída, prometió no volver a cometer el mismo error.