Captura de trailer de Telecinco sobre el documental de Rocío Carrasco

'A la familia de Rocío Carrasco les preocupa más otra cosa que que pierda la vida'

Jorge Javier Vázquez lanza un dardo envenenado a la familia de la hija de Rocío Jurado

Jorge Javier Vázquez ha vuelto a plasmar en su blog de 'Lecturas' los pensamientos que se le han venido a la cabeza en los últimos días, tras el huracán que ha supuesto la emisión de la serie documental sobre el calvario de Rocío Carrasco en los últimos 25 años, debido en gran parte, a los episodios vividos con su exmarido, Antonio David Flores.

Sin duda, a Jorge Javier le ha sorprendido la actitud que ha tomado la familia de Rocío Carrasco. «De toda esta historia lo que más me está llamando la atención es que la propia familia de Rocío Carrasco la ha puesto de vuelta y media cuando se han enterado de que ha hablado. Están todos con el culo apretado, nerviosos y con el miedo a flor de piel. ¿Por qué?, me pregunto».

«Les preocupa más qué puede decir de ellos la Carrasco que su muerte»

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

El presentador de 'Telecinco' ha explicado en su blog de 'Lecturas' que «lo que más me ha impresionado es que Rocío desvela que ha estado a punto de suicidarse y no recibe ninguna llamada de miembro alguno de su familia para intentar averiguar cómo ha llegado hasta esa situación. Les preocupa más qué puede decir de ellos la Carrasco que su muerte. Quizá no suene tan descabellado llegar a la conclusión de que, con una familia así, uno prefiera estar solo», confiesa el comunicador catalán.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Para Jorge Javier, como a la mayoría de los españoles interesados en el caso, «esta semana, todo es Rocío Carrasco. Desde que el martes se anunciara en ‘Sálvame’ que la hija de la Jurado rompía su silencio el país se ha puesto patas arriba. Cuando empiezan a preguntarse que por qué habla ahora, que lo hará por dinero y chuminadas por el estilo, se me escapa un bostezo. A mí estos debates me parecen una estupidez, qué quieres que te diga. No les dedico ni un minuto de mi pensamiento porque deseo que mi cerebro no consuma energías innecesarias. Aquí lo importante es que habla. Y que habrá que escucharla», confiesa el mediático presentador. 

«En toda esta historia yo siempre he sido más de Rocío Carrasco»

Además, Jorge apunta que espera en los próximos días salgan a la luz diferentes «maniobras de distracción que fomentará la parte contraria para dinamitar el discurso. En toda esta historia yo siempre he sido más de Rocío Carrasco porque siempre he pensado que un motivo debe haber para que una madre no esté físicamente al lado de sus hijos», ha valorado en su blog semanal.

El incisivo presentador confiesa qué tiene dudas sobre esta historia y lo que se ha contado hasta el domingo, donde todo dio un giro de 180 grados. «Y si hubiera visto a la Carrasco llevar una vida abonada a la risa, el desenfreno y la diversión, la mosca habría volado por detrás de mi oreja. Pero la imagen que tengo de ella durante su particular proceso es la de una mujer dejándose vivir, arrastrando una voz tan cansada como su existencia. Así que en esa historia hay piezas que no encajan y estoy deseando descubrirlas».

«Tanto Rocío como Antonio David se exponen a que les saquemos los colores»

Jorge Javier tiene claro que el mediático caso de «Rocío Carrasco y Antonio David no es un partido de fútbol. Claro que como seres humanos que somos, nos nace lo de escoger equipo y vociferar para que gane el nuestro, pero creo que aquí no se trata de eso. Ni tan siquiera de que cada uno de ellos intente convencernos. Creo que de lo que se trata es de escuchar», valora en su columna de los miércoles. 

Para finalizar, Jorge manda un aviso a navegantes, en este caso a los dos protagonistas principales de la historia: «Aunque no estemos de acuerdo con las decisiones que cada uno haya tomado, las aceptemos y no las critiquemos basándonos en estrictos criterios morales. Porque es esa moralidad oscura y tan basada en el concepto de la culpa la que nos ha provocado mucho dolor. Otra cosa es la mentira. Con eso sí que debemos ser estrictos y tanto Rocío como Antonio David se exponen a que les saquemos los colores si lo que intentan es colarnos bolas como molinos de viento. Es lo lógico cuando decides ventilar tu vida», concluye.